16 de abril de 2018

KiraKira☆Precure A La Mode - Anime - "Introduciendo oficialmente al león como animal de compañía"

Reseña por L.A. y ONPUELENA

Esta reseña contiene spoilers.


HEY HEY HEY HEEEEEY.
¿A QUE NO ESPERÁBAMOS OTRA RESEÑA DE PRECURE TAN PRONTO?

Pues incluso la podríamos haber tenido primero, que Onpu me lo recordó y tuve tiempo, pero me olvidé con lo bien que se está desarrollando HugTo. De la cual voy retrasado. Otra vez.
ANYWAYS. Vamos a darle carpetazo y cierre a Kirakira. Ya mencioné en la reseña de las brujitas que las peleas estaban siendo malas de narices, la cosa no mejoró. La temporada tampoco fue particularmente buena, either, pero… ¿No he acabado de odiarla como DokiDoki o MahouTsukai? Me iré explicando a continuación según vayáis leyendo. Espero.

Poneos en situación. GoPri, una temporada maravillosa, pese a que parecía seguir la estela ridícula, infantilizada y humillante de temporadas pasadas al ver que su temática era de princesas. Con la ilusión de estar por fin recuperando la buena estela, llega la siguiente temporada sobre magia, de la que yo no esperé mucho (y acerté), pero la gente tenía esperanzas de que fuera tan buena como la anterior. Ahora, con las brujas por fin despachadas, dejamos el mal homenaje a Doremi para honrar a Tokyo Mew Mew con temática de… Dulces. Yeah. Cures con orejas y colas animales en sus vestidos diseñados bajo conceptos de postres varios. No eran malos diseños, las cosas como son, pero al contrario que MahouTsukai que te daban lugar a la esperanza de que hubiera buenas tollinas y plot convincente, aquí ya más bien apestaba a que te ibas a comer otra temporada de megde. Y más cuando no filtraron los villanos - tan sólo un hada endemoniada que serviría para el primer capi. Sin embargo, el lema de la serie, “Tsukutte, tabete, tatakatte” (más o menos traducible a “Cocina, come, pelea”) conseguía iluminar un poco nuestro corazoncito precuriano. Después de todo, es la primera temporada en la que decían directamente algo relativo a luchar en su eslogan.


Por su parte, lo de dulces lo cubrieron perfectamente, las cosas como son. Las chicas trabajaban en una pastelería, en casi todos los capis había un dulce único involucrado del que incluso hacían un how-to luego e incluso daban receta online, y todo revuelve alrededor de crema y espíritu mágico de los dulces. Ahí, perfecto. Incluso llega a colar lo de que los villanos usen energía de los postres, lo explican medianamente. Ahora, animales... Literal y totalmente innecesario. En cada debut, las chicas utilizan respectivos poderes animales, pero una y no más Santo Tomás. Salvo Macaron sus uñas de gato y Gelato su rugido sónico en un par de capis, nunca más volvieron a aprovecharlos. La única otra situación en la que se involucraban animales era en los diseños de los postres, y desde luego admito que eran muy buenas ideas en gran parte de los casos (una caseta de perro de tableta de chocolate con un shiba inu hecho con una fresa o churros en forma de flamenco), pero aun así al final comenzaron a flojear lo suyo en términos de diseño. Vamos, que la temática animal se tiró muy por el desagüe, lo cual en particular me molestó porque era muy obvia en los diseños de las chicas, y ahora quedan como innecesariamente furries en la saga.

Desgraciadamente los fallos no se quedan en malas peleas y diseños desperdiciados, sigue con el hecho de que Kirakira es la temporada actual con más Cure involucradas (siete con el título propiamente dicho, más dos supporters ocasionales uno de los cuales está fervientemente reconocido por el fandom como Cure anyways - yo ni de coña), y si a eso les sumamos el resto de cast involucrado, creo que vosotros mis queridos lectores ya os hacéis una idea de lo que ocurrió: cero desarrollo, en promedio.

Por fortuna, si Kirakira ha destacado no ha sido por su mal desarrollo o falta de acción, si no en general por la gran cantidad de ideas innovadoras que han aparecido durante la serie. Desde la única organización de los villanos a la introducción de un shippeo yuri descarado pero humildemente confirmado, ha habido muchas ideas que me han gustado de Kirakira. Paso a desarrollarlo a continuación.



Trama:

Esta es complicada. A ver. Comienza la serie con Ichika, una chica con coletas que quiere hacer un postre para su madre que trabaja en el extranjero y vuelve ese día. A mitad de la tarta le llama la progenitora y le dice que tararí y la chica se queda fastidiada, claro. A partir de ahí es cuando se va un poco de madre el asunto (haha se va de madre, get it), con la aparición de un hada GOOOOORDA que la ayuda a terminar la tarta, la aparición de otro hada dracónica que intenta robarle la tarta por nosequé poder mágico, y consecuente transformación en PreCure. El primer capítulo te deja claro que hay un grupo villano, qué buscan y qué tienen que proteger las chicas, pero no mucho más - cuál es el punto, para qué sirve convertir postres en piedra, por qué los villanos actúan, etc. Y ésa es una premisa interesante, porque hasta el capítulo 18 no se aprecia una organización villana, un jefe final. Y pasa mucho más hasta que se aprende el objetivo de ese villano - que desgraciadamente resulta ser una ridiculez de backstory que me arruinó otro de los mejores diseños y conceptos villanescos, dejémoslo para más adelante.

El caso es que Ichika decide ayudar al hada GOOOOORDA a proteger el poder raro este de los postres, el Kirakiraru, de los Kirakiraru Thieves, un grupo de hadas malignas que se aprovechan de ese poder para crecer (otra idea que me encantó, tener hadas de villanos - y hadas per sé, no humanos que en realidad son hadas que blablablá); así como a encontrar a sus compañeros perdidos y reconstruir su vida. Para ello se sirven de una pastelería mágica (que plantan donde les da la gana como quien tira un envoltorio al suelo, fuck ordenanzas municipales) con la que establecen un negocio y recolectan Kirakiraru, así como de la ayuda de las amigas y futuras Cure que van haciendo. La trama avanza tras haber debutado 10 ladrones, tras lo cual se fusionan para darle la herramienta característica a las Cure y ser purificados - entonces se revela que no eran más que peones de otro villano, Julio, que a su vez se revela más tarde como otro peón del jefazo final, Noir. A partir de aquí ya volvemos a la fórmula habitual precuriana, con un villano por semana que pelea y se retira. El plot resulta más ameno, sin embargo, ya que cada villano tiene su propio trasfondo que se va revelando y no son meros personajes surgidos del gran boss. Conforme avanza además se revela una Cure pasada y cuál es su relación con Noir, de hecho es una de las temporadas en las que más se involucra el pasado (con un estúpido e innecesario viaje temporal incluido). El final también resulta particularmente llamativo, ya que no hay una pelea épica y llena de drama por perder ante la oscuridad, si no que abogan por una dirección completamente diferente - un mundo neutro, sin alegría ni tristeza. 

Tenemos más novedades e ideas interesantes durante la serie. Por ejemplo, además del conflicto con la Cure pasada, también está el hecho de que Julio casi se convierte en el primer chico Cure oficial. Honestamente es algo que aborrezco con toda mi alma, pero no puedo negar es algo nuevo en la serie. Gracias al cielo, sin embargo, Toei nunca tuvo el valor de confirmarlo oficialmente (sólo dijeron que tenían intención de hacerlo Cure en una entrevista, pero ellos mismos admitieron no haber tenido huevos de hacerlo), y su forma Cure no sólo no tuvo nombre canon (hubiera sido Waffle) sino que duró apenas medio capi. También introdujeron otra nueva Cure durante el final de la serie, algo que ya se vio en Heartcatch, pero aquí fue algo más que un mero “cameo” y fue pilar central del arco final, además de seguir existiendo en el epílogo. Ahora, a todo el mundo nos sobró un huevo dicha Cure y aún no he encontrado a nadie que le gustase, al menos lo suficiente para no estar de acuerdo con lo de que sobra.

¡Hahaha, su confirmación nunca saldrá de aquí! ¿Me oís? ¡NUNCA! ¡BWAHAHAHA!
Siguiendo con la cobardía, Toei también quiso poner un ship yuri a lo Sailor Moon con… Eh… ¿Uranus y Neptune? No he visto la serie, no me matéis si me he colado. El caso es que Akira y Yukari tenían un rollo que sirvió para incluso un par de capítulos que, seamos honestos, fueron fanservice puro y duro de dicho shipeo, porque no es sólo que se quedara en nada al final, es que ponían a Yukari como la dama insegura y llorica cuando ese papel no le va ni de coña, de hecho solo se ve esa faceta suya con Akira - y no, no me convence lo de “es que sólo es ella misma con Chocolat”. Creo que hubiera funcionado muchísimo mejor con Akira siendo la dudosa y más con lo que se presiona con su hermana y abuela (en teoría). Pero en fin, al menos confirmaron que estaban coladas la una por la otra en una Character Song, es algo considerando el público infantil y lo conservadores que son los japoneses.

                                               ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Ahora evaluada tras acabar la serie, creo que puedo decir que la trama de Kirakira era bastante buena pese a su estupidez de argumento base (tartas dammit) y los inconvenientes que haya mencionado hasta el momento, sin embargo el fallo mayúsculo que llevó a su desperdicio (al margen de la falta de hostias, probablemente el más importante) fue otra vez el poco desarrollo que le dieron a las chicas. Como la historia principal ocupaba solo parte de la serie, el peso fundamental de la emisión recaía en los rellenos para tratar a las chicas - y se puede ver que holgazanearon un huevo en eso. Por ejemplo, los tres capítulos de Aoi fueron exactamente iguales - tiene que dar un concierto y le da pánico que le salga mal por X o por Y. Los capítulos de Akira eran prácticamente capítulos de su hermana Miku. Himari trataron todos de superar su timidez, pero al menos en ella variaron un poco el cómo. E Ichika tuvo dos capítulos idénticos de hacerle un postre a su madre. ¿O fueron tres? Anyways. Seamos honestos, en casi todas las chicas se notaba que querían tratar una evolución concreta, un arco definido: Himari de ganar confianza en sí misma, Aoi de lanzarse a su carrera musical, Yukari de buscar algo que hacer en su vida, etc. Pero no parecían tener mucha idea de cómo hacerlo. De hecho, si Yukari tuvo unos 3-4 capítulos, sólo el primero y el último cubrieron dicho arco, los otros fueron rellenos muy random, sin sentido ni necesidad (como el puto episodio de convertirse en gata - joé Toei, ¿cuánto os mola la idea de hablar con gatos? Hay más animales, ponedme un capi en el que descubren la vida de las cabras). 

Sé que hubo algunos capítulos que me atacaron los nervios de forma significativa pero no soy capaz de recordar alguno en específico aparte del de los gatos. Y no tengo mucho que decir de los ítems de power up either, así que pasemos a personajes.



Personajes:

This will be long. Un poquito.

- Ichika Usami / Cure Whip: the main. Chupó bastante plano pero no llegó a parecerme cansina o mala tipa. Lo que sí, me parecía que era ella quien lo arreglaba todo y sabía siempre cómo reaccionar o qué decir, cuando se le veía que no era el personaje adecuado para ello en muchas ocasiones. A su vez la intentaban poner como algo similar a Erika en Heartcatch, muy expresiva y algo torpona, pero no hay mucha gente a la que le vendiera. Tenía dos catchphrases, una que repetía cada capi y otra estúpida que le sobraba en todo concepto. No… No sé si tengo mucho más que decir de ella, la verdad, su desarrollo prácticamente fue en el último capítulo. Ah, cocinar no se le podría dar bien, pero la jodía decoraba los postres con tal nivel que la contratarían para Cake Boss sin dudarlo. 

- Himari Arisugawa / Cure Custard: the nerd. Chibi y majosa, el típico personaje adorable. Probablemente el diseño que menos me gustase junto a Whip, aunque a la ardillita le cogí cariño. Tuvo bastante desarrollo a mi juicio, superando su timidez poco a poco. Además, su ciencia de los dulces no era tan estúpida, había datos curiosos de cuando en cuando que no eran de conocimiento popular y a mí me gustaban.

- Aoi Tategami / Cure Gelato: the powerhouse. Chica rockera y energética. Prácticamente con eso queda todo dicho, en un capi mostró que estudiaba bien pero todos sus capítulos son de “tengo un concierto en los próximos días y me preocupa X que afectará al resultado”. Quiero darle mérito porque es la única que usaba sus puños (aunque ni de lejos comparable a ninguna otra temporada), pero por otra parte, es la segunda cantante y no ha tenido más que dos canciones y una cover (frente a MakoPi de la que Toei lanzó un disco), lo cual fue bastante decepcionante. Le metieron shipeo con Himari en los últimos capítulos y oye, me gustó la idea. Also, me descojona que todos los animales prácticamente son bichos mascota menos el suyo.

- Yukari Kotozume / Cure Macaron: the bitch. Y no en el sentido de ligar o de ser insufrible. La mítica doña perfecta, en lugar de tenérselo creído está aburrida de que todo le salga a la primera y quiere algo de emoción en su vida, con lo que básicamente su comportamiento es de vacilar para divertirse. Trollea a Julio con una historia sobre una hermana falsa y no le dice nada a Ichika cuando piensa que Akira es un tío guapo. Odio su papel como la damisela en apuros de Chocolat, pero aparte de eso es la mejor Cure de la temporada by far. Y la única que rescataría de la serie.

- Akira Kenjou / Cure Chocolat: the hotguy. Wait, qué, pero si no tenemos huevos a poner tíos como Cure, ¿qué hacemos? Pues una chica con aspecto masculino que ya está tan acostumbrada a que la confunden con un tío que pasa de corregir. Uno se preguntaría por qué mantiene ese estilo tan peculiar, pero es un personaje tan absolutamente plano que todos sus capis van o del ship con Yukari o de su hermanita con animeitis. Proteger y estar cañón para las mujeres. No tiene más. Y me da muchísima rabia porque el diseño de Chocolat es mi favoritísimo, sólo superado por Mermaid.

- Ciel Kiraboshi / Kirarin / Cure Parfait: the sixth ranger. Hermana de Julio. Pastelera famosa que va de francesa pese a ser del mismo pueblo que el resto de chicas (es un hada local). Esperé fue a ser la pija creída que no fue Yukari, pero tampoco. Su sueño era ser una Pastelera Legendaria, una Cure, y lo consigue hacia el capítulo 22. Ya está. A partir de ahí cae al nivel de otras Cure, cosa curiosa para ser la nueva. Recupera un poco de fuerza con el retorno de Julio, pero la verdad, aparte de meter palabras en francés en sus diálogos y actuar un poco como la profesional del grupo, no tiene mucho más. Que por alguna estúpida razón su animal es un Pegaso, el único mitológico - ¿no podía ser un cisne, que teníamos que tener todo mamíferos?

- Pekorin / Cure Pekorin: la mascota. Está GOOOORDA, y encima parece una abuela. Es más bien un bebé, ya que sólo come y da por saco. ¿Molestaba? No realmente, porque fue el hada principal más ignorada que he visto en la serie. Ya no es que había capítulos en que ni salía, es que había veces que te preguntabas qué era de ella. Y con dos huevos al final de la serie se convierte en Cure de gratis. Pa ná. Al menos su forma “adolescente” era mona.

Quería poner esto en algún lado
- Chorou: el viejo mentor. Hada barbuda a la que le tomé muchísimo cariño porque su seiyuu era de Gekiranger. Sin embargo, jamás tenía ni idea de las cosas que pasaban y apenas servía como gag ocasional. Irónicamente, terminó sirviendo para la base del epílogo y fue un pilar importante del final. Se convirtió en un fantasma vinculado a la pastelería mágica de las chicas tras una explosión de crema (???????) pero luego recuperó su cuerpo. No questions. No hay peluche de él, la madre que los trajo, yo quiero uno.

- Cure Lumiere: antecesora de las chicas y básicamente la que cumple con el papel de “Reina”. No te dicen mucho aparte de que es una Cure del Japón Feudal que trabajaba vendiendo dulces. Es raro porque su objetivo era detener a Noir, ¿pero ya era Cure antes de que existiera el tío…? ¿Y era lo suficientemente poderosa para actuar como Cure superior pero no hay razón de ello…?

- Noir: decepción con patas, o eso diría si las tuviera. El big boss, lo mencionaron por primera vez en el capítulo 18, y apareció por fin en el 21 - ¿Y qué puedo decir? Su diseño me encantó. Similar a los Kowaiina, una especie de sombra gelatinosa y oscura con máscara, que podía cambiar de forma y aparecer donde quisiera, con una voz de anciano cabrón. Adoré cómo prefería sacarse manos del pecho en plan creepy en vez de sacarse los brazos de los hombros cuando podía, y aunque tenía muy poca interacción, se vio durante la serie que él era un villano muy de manipular y engañar y no de actuar él mismo, así que realmente no me importó. HASTA QUE me revelan que en realidad es un humano edgy as fuck que vino de la guerra y quería que Lumiere le hiciera galletas sólo a él pero ella le dijo “a dónde me vas pavo que tú no mandas en mí y yo hago galletas a quien me salga del shosho” y de repente se sacó poder oscuro maligno del culo o qué se yo. En serio. Menos mal murió en ese mismo capi.

No te hagas ilusiones, en realidad la tengo así.

- Los que roban Kirakiraru: en serio, se llaman así: Kirakiraru wo ubau sonzai. La falta de un nombre a su grupo muestra la poca importancia que tuvieron, sin embargo hay que mencionarlo ya que la serie empezó con ellos y ocuparon un quinto de su emisión. Son diez hadas basadas cada una en dulce, que Julio manipuló usando cinturones mágicos y sirvieron como primeros villanos. Como personajes no valen un huevo, las cosas como son, pero me gustó muchísimo su concepto y la verdad sea dicha, no me hubiera importado que toda la serie fuera con ellos consiguiendo mejores formas. Ni de coña si hubiera habido 40 hadas, though. Repetían seiyuus todos excepto Gummy, en teoría el líder. Tras su purificación ayudaron muy ocasionalmente a las chicas; agradezco no quedasen completamente olvidados. Me quedo con Tarton, Maquillon y Spongen como mis favoritos.

El ataque de Cookacookie era la polla. Literal.
- Rio Kuroki / Julio / Pikario: eeeeehmm… Bad ikemen? ¿Cómo era el trope para definir al guaperas del otro bando que intentan purificar? Anyways, el Kiriya de la temporada. No soy muy partidario de este tipo de personajes y más cuando van de plan tsundere, pero Julio me cayó en gracia. En lugar de invocar monstruos, Julio nos sorprendió en su debut usando el Kirakiraru para crear armas diferentes con las que peleaba contra las chicas, un concepto brillante que se fue al carajo porque en este temporada no había hostias y todas fueron usadas para ataques a distancia, lo cual limitó un huevo las posibles armas. En fin, le purificó su hermana en su debut como Parfait, pero se sacrificó para tomar un ataque de Noir y acabó como Regina en DokiDoki, salvo porque volvió primero y casi convertido en Cure. Al final no y se quedó como asistente de cocina de su hermana. Actualmente sigue siendo tsundere.

The fuck are these

- Bibury: siguiente villana a sustituir a Julio, la clásica seguidora de Noir a morir. Si Yukari era la bitch en plan vacilón badass, esta era la bitch en plan jódete. Bibury recuperó lo del monstruo de la semana en la serie, usando su muñeco Iru como sistema base, pero nuevamente con un concepto algo más único: las Cure tenían que vencerlo antes de que llegara a un portal interdimensional y se llevara todo el Kirakiraru. Lo peor es que, aunque Bibury demostró inteligencia en varias ocasiones para que Iru llegase antes al portal, siempre tenía que cagarla enfrentándolo a las chicas. En fin, cosas del guión. Fue haciendo algo de relación con Ciel conforme fue perdiendo autoestima y poderes, y al final quedó involucrada en el viaje del tiempo raruno que tuvieron las chicas y descubrió que Noir le había manipulado, así que se cambió de bando. Algo que me encanta es que no tuvo purificación ni nada, mantuvo sus ropajes y comportamientos capullos, sólo que ahora prefería estar con Ciel. 

- Glaive: probablemente el general que menos me gustaba al inicio, porque su concepto nuevo era… Ir en coche. Sep. Volador. Y soldaditos llamados Nendo que eran como diablillos de cerámica. Por lo demás, era el mítico chulo cachas. No tenía nada en especial aparte de esa horrenda monstruosidad de vehículo que tenía. SIN EMBARGO, terminó siendo prácticamente mi favorito: mientras que todos los demás tenían backstory triste que Noir manipuló, Glaive era un yakuza que aceptó encantado el poder que le daba Noir. Y se aseguró de dejarnos claro que no iba a ser purificado, de hecho al final de la serie seguía siendo yakuza. Y teniendo acceso a crear Nendos, no sé por qué. Also, sus dos episodios finales fueron los mejores de la serie, el tío mejoró muchísimo en ellos. También quiero mencionar que, por alguna razón, su forma final era Godzilla.

- Elyssio: THE D-D-DUEL MASTER. En teoría el inteligente del grupo, y aunque tonto nunca fue, no es que mostrase mucho destacable en esa faceta. Así que su historia cambió a ser la de la mano derecha de Noir desde el comienzo de su cruzada por las galletas de Lumiere, encargándose de dar poderes a los nuevos miembros y recuperarlos cuando caían gracias a sus cartas. En consecuencia, era capaz de usar poderes de secuaces pasados, mostrando una amplia galería de acólitos de Noir que nunca salieron en pantalla con armaduras y poderes bastante interesantes… Que nuevamente no se aprovecharon bien porque no había hostias. Además, con esa mierda de motivación de su jefe, es normal que se cansase, así que lo apuñaló por la espalda y se convirtió en el true final boss.

¿Cómo va a fallar un buttplug gigante?

- Diable: ni siquiera quiero hablar de… esto. Era un perro diabólico, parte del mismo Noir, que se supone se hacía más poderoso con cada derrota, evolucionando finalmente en un puto furry que fue la forma que menos le duró. Pensé que era un cameo del villano de la peli, pero resulta no tiene nada que ver, y ni siquiera hizo nada importante en la serie. Es que ni lo puedes poner como villano de verano porque debutó en septiembre. Encima lo vencían rapidísimo, era un diseño simplón, duró cuatro capis y no aportó nada en ningún aspecto. Si sobran villanos en PreCure este está en el top del ranking por mucho, e incluyo los de las pelis. Menos mal Glaive lo atropelló con el coche (otra razón para amar al chuloplaya).

- Rellenos: en esta serie los secundarios tuvieron bastante importancia, sobre todo en los capítulos personales de cada chica. Para Ichika tenemos a su padre, doblado por Kenjiro Tsuda y capaz de hacerle una llave a un monstruo, luego tiene mi absoluta aprobación; y a su madre, en torno a la cual iban sus capítulos. Para Himari tenemos a un profesor con un cuerno en forma de luna que me ataca los nervios porque queda como el culo y no tiene sentido. Los capítulos de Aoi involucraban a su role model y rival Ganache, así como a su mayordomo/primo/amigo/familiardealgúntipo y los miembros de su grupo; mientras que los de Yukari tenían… eh… Al gato gordo de tres estrellas. No, espera al príncipe ridículo ese que quería ligársela y pensé era relleno vil pero luego contra todo pronóstico ella se va a estudiar con él al final de la serie. Akira tenía a su hermanita de misteriosa enfermedad que le impide salir del hospital pero a la que se ve de puta madre siempre. Y Ciel a los franceses que salen en la peli. Aparte de eso tenemos a los clubs de fans de Akira y Yukari, al vendedor de fruta, los otros sabios del consejo de hadas, y… y… y poco más.

Curiosamente y pese a que, salvo Yukari, ninguna de las protagonistas me gustó como personaje (Himari y Aoi están en posición neutral), realmente no tengo mucha queja del plantel aparte del mal desarrollo de las chicas. Los villanos, pese a su decepcionante motivación de grupo y capacidad combativa, fueron muy ricos en la introducción de conceptos nuevos y en su desarrollo de backstories, a excepción de Noir y la mierdecilla de Diable. Salvo Pekorin (excepto en el capítulo que hace la compra) todas las hadas me gustaron o no me desagradaban, y de los rellenos no tengo mucho que añadir.

Batallas:



Bueno… Según la RAE, la definición vale, así que técnicamente la sección no está mal nombrada. Pero no me parece a mí que lo que tuvo Kirakira se pudieran llamar batallas. Ni peleas, ni luchas, ni combates; por mucho que me lo diga Arturo Pérez Reverte (love you man). Eso fue absoluta y completa BASURA.

No sé qué les paso a los responsables de PreCure esta temporada. A alguno se le cruzó el cable. Les llegaron las usuales quejas de padres tocacojones en un momento que estaban deprimidos. No lo sé. Pero tomaron la estúpida, incorrecta, imbécil, aberrante, idiota, monstruosa, deleznable, tonta, vergonzosa, tarada, despreciable, anormal, necia, ruin, inepta, vil, abyecta y ridícula de quitar las hostias en PreCure. ¡Lo que la hizo especial en su debut! ¡Lo que la marcó como una serie de culto en Japón! ¡La razón de su éxito! ¡SU MISMÍSIMA ESENCIA, GENTE! 

Ahora indistinguible de un Mahou Shoujo infantil normal (ya que quitaron también lo del monstruo poseyendo objetos), todavía podríamos haber disfrutado de una temporada medianamente decente con ataques mágicos. Pero no. Ni eso. Para empezar, no consiguieron su primer ataque hasta conseguir el Candy Rod, esto es, a partir del capítulo 11. Sus hissatsus hasta entonces involucraban gritar a pleno pulmón “¡Kirakiraru-Kirakirarun!” y lanzar chorros de crema. Lo cual por cierto consistió en el 99% de sus movimientos de combate. De hecho, casi todas las peleas podían resumirse en la secuencia: ataque del enemigo - sujetarlo con crema - el enemigo se libera y contraataca - finisher y pa’casa. Prácticamente el combate era un formalismo, algo metódico que había que hacer porque no tiene sentido el desarrollo de la historia sin ello. Verdaderamente penoso.

Pero volvamos a los hissatsus. Cada chica consiguió un único ataque personal. Solo uno. En Smile y Yes! todas conseguían una versión intensificada de sus ataques individuales (p. ej. Beauty Blizzard evolucionó a Beauty Blizzard Arrow y Rouge Fire mejoró con Rouge Burning), mientras que en DokiDoki no sólo conseguían dicha versión si no que ganaban un ataque extra (Rosetta Wall a Rosetta Reflection, y Rosetta Balloon). Aquí ni eso. Y no, me da igual lo que diga la wiki, no voy a distinguir entre entre “Kirakirakirarun-Kirakiraru” y “Kirakira-Kiraru” ni los voy a considerar como hissatsus. Son ataques como el Punching Punch de Lovely y ya bastante cedo en eso. 

Pero la cosa es que degenera aún más. Siguiendo en la comparativa con las temporadas con un número ≥ 5 de Cures, sí que volvemos a tener dos ataques finales en grupo, con el segundo teniendo una versión mejorada, igual que ocurrió en Smile y DokiDoki (Yes curiosamente cumple esto pero gracias a tener dos temporadas). Ahora, la versión mejorada del Rainbow Rose Explosion involucraba una rosa gigante en vez de cinco de la que salía Flora (no la Princess, qué manía de reciclar nombres), el Rainbow Burst pasa de invocar a un pegaso que lanza el ataque a cabalgar varios pegasos para invocar un fénix en su modo Royal; y el Royal Lovely Straight Flush directamente cambiaba su ejecución entera con respecto al Lovely Straight Flush. ¿Qué tenemos para Kirakira? El Animal Go Round, en el que las chicas invocan versiones mágicas de sus animales temáticos, giran alrededor del enemigo cabalgando a su alrededor como en un tiovivo, y crean una tarta con el que lo sellan. Vale. Pega con la serie, y no quedaba mal. ¿Qué ganamos con el Fantastique Animalé, su versión mejorada? Trajes nuevos. Y que la tarta brilla más. Eso es todo.

Sólo iba a mencionar que el grito del Pegaso es PATATA, que ya es ridículo per sé, pero apreciad la quality de Parfait ya que estamos
Para más dolor y cachondeo, es que esos nuevos trajes son única y exclusivamente para el Fantastique Animalé. O sea, ¿sabéis el desperdicio de diseños que eso supone? Apenas te da a tiempo a disfrutar los detalles de los trajes. Vale, que pasa igual en otras temporadas, pero aquí es su única otra forma, el cambio es gordo y ni siquiera lo usan para la pelea final (fuera del ataque). Me pareció una decepción enorme, porque me encantaban muchísimo los nuevos aspectos de Custard, Chocolat y Macaron, pero apenas pude disfrutarlos fuera del material promocional. 

Para terminar la overview general de las peleas, fans ya acérrimos de la serie sabemos que llevamos largo tiempo con la introducción de coleccionables (Dress Up Keys, Linkle Stones, PreCards, etc) de los que distinguimos unos pocos principales para transformar a las chicas y otros extra que sirven para nuevos ataques y habilidades (en la realidad, para sacar pasta). Aquí tenemos los Animal Sweets, que son pequeños accesorios detallados con la forma de postres de temática animal. SÓLO SON CANON LOS DE TRANSFORMAR A LAS CHICAS. Existen lo menos otros 15 que sacaron a la venta y tienen utilidad cero. La ballena de gelatina podría haber servido como trampa para atrapar Nendos, el churromenco podría haber atacado con patadas fuertes… ¡Cuánto potencial tirado!
Lo que os digo, lo han limitado todo a chorros de crema.


En fin, vamos a la batalla final. ¿Dónde comienzo? La verdad, estaba pensando en hacer un resumen de los capítulos finales como más o menos hago siempre, pero realmente esta temporada el conflicto final no está centrado en lo que son las peleas, así que sería extender la sección yéndome por las ramas. Iré al grano: dos peleas. La primera, contra Noir, el supuesto big bad, se supone ocurre cuando un árbol de Kirakiraru oscuro que lleva cultivando toda la serie sin que nadie lo sepa florece, pero básicamente fue un porque “venga va que ya toca” (sobre todo porque aún sigo sin saber para qué era el árbol). Noir revela que Elyssio es, en realidad, una marioneta hecha de su propio cuerpo, y decide volver a usarlo como tal para enfrentar a las chicas. El día del cumple de Ichika para más drama. En fin, la pelea fue terriblemente decepcionante, realmente no es nada que pase de ser inmune a los ataques de las chicas y darles pa’l pelo, salvo que el cielo está mucho más oscuro y que por alguna estúpida razón tira a la basura su capacidad multimórfica para… No sé, ¿verse humano? Ugh.  

Anyways, a la mitad de la pelea reaparece Lumiere mágicamente y Noir decide pues interrumpir su pelea para contar sus “oscuros” motivos - en una pantalla gigante HD. Una mierda de backstory que no justifica el origen de sus poderes y que muestra una motivación ridícula y estúpida después, Lumiere y las chicas juntan sus poderes para lanzar un último ataque contra Noir - momento que Elyssio aprovecha para volver y capturar a sendos Noir y Lumiere en sus cartas.

La razón está en que Elyssio llevaba una temporadica llegando a sus conclusiones propias y se dio cuenta que Noir y Lumiere iban a seguir siempre igual porque no hay ganador entre luz y oscuridad, así que decidió tomar cartas en el asunto (haha do you get it, man cómo lo peto) y usó el poder de ambos para crear un mundo sin ni uno ni otro. Y a correr.

Cosa curiosa es que Elyssio fue dropeando pistas sobre cuál sería su papel en la serie desde el principio. Por ejemplo, en el mismo capítulo de su debut se quitó importancia a sí mismo reconociéndose como una “cáscara vacía”, en teoría aludiendo a que sólo servía y no tenía motivos ulteriores, pero en realidad anunciando su verdadera relación con Noir. Y luego, iba tomando “notas mentales” de lo que veía sobre las chicas, llegando finalmente a la conclusión de “mejor gris que blanco o negro”. Un foreshadowing maravilloso que quiero alabar, aunque la verdad que filtraron enseguida scans con su forma de villano final, así que perdió algo de gracia. 

En fin, que ya me distraigo. Demos de lado la parte del mundo gris, basta con saber que es aquí donde entró el mayor error del arco final: Cure Pekorin. Nació sin razón, sólo se enfrentó a un grupo de Nendos tirando donuts por accidente, y luego básicamente se le unieron las chicas ya normales. Nada más. El resto bien podría haber sido sin ella tranquilamente.

El caso es que al final llega Elyssio y decide enfrentar a las chicas usando los poderes combinados de Noir y Lumiere, en lo que es la segunda batalla y auténtica pelea final. Su forma final fue interesante y debo decir la pelea fue amena y muy bien ejecutada, con excelente animación y bajo la idea de hacer una pelea “a caballo”: Elyssio moviéndose sobre una plataforma móvil y las chicas sobre sus animales. Incluso volvimos a tener un par de golpes, aunque fue prácticamente uno por Cure. Admito sin embargo que dista de las mejores batallas finales, si bien también hay que decir que esperaba algo peor. Además el final fue sorprendente e hilarante: tras chocar tartas mágicas gigantes, Elyssio evidentemente pierde…

Y se le va la olla y devora el mundo entero.
Tal cual.
Y mejora más la cosa, porque mientras todos los seres vivos van a ser “digeridos” (convertidos a nada), Chorou llega tan ancho. “JABAAAAAAA COMO SOY UN FANTASMA ME LA PELAAAAAAA” Me reí lo que no está escrito. En fin, que gracias al vejete reúnen el Kirakiraru de todo el mundo, convencen a Elyssio de que él no es una carcasa vacía sino un ser vivo, y recrean el mundo como quien hace un bizcocho. Y fin.

The hero we needed

Bueno, no, que luego hay otro infame capítulo de relleno crossover con HugTo, aunque admito éste me gustó mucho más que el de MahouTsukai. Aquí fue relevante en la trama (Chorou recupera su cuerpo), profundizan en el final del capítulo anterior satisfactoriamente (con Ichika encontrando su propósito y las demás chicas preparándose para seguir sus caminos) e incluso tenemos más golpes gracias al debut de Cure Yell, la cual parece va a quedar asentada como en mi top de Cure favoritas.
 

Opinión personal:

El término que mejor define Kirakira es “pastel”. No sólo por los dulces, si no por el color. Y, then again, no sólo me refiero a la paleta de colores que usaron durante la serie (comparad un capítulo de Kirakira con Hugto o Futari Wa, por ejemplo, veréis que no tienen la misma fuerza - no algo malo realmente, le daba un estilo propio muy adecuado), si no a la sensación que transmite. Alegre pero ligera, sin impacto. Lighthearted, le dicen en inglés. Y en esto radica el que acabe tan bien parada aquí, porque como le dije a Onpu al acabar la serie: “No le cogí rabia como a DokiDoki o Mahou porque no logró importarme lo suficiente. Kirakira ha sido de lejos la temporada que menos me ha enganchado, porque Mahou o DokiDoki no quería seguir viéndolas por lo malas que me parecían, Kirakira me daba absolutamente igual. La obligación de verla no era superar el cáncer que me provocaba, era básicamente reunir las ganas de tirar una hora en ver y comentar cada capi. 

Y eso que la verdad sea dicha, disfruté bastante de los conceptos que fue introduciendo. Hubo varias ideas innovadoras que nunca esperé ver y me agradó notar que tras casi 15 años podían refrescar la serie sin afectar a la idea general (cosa que hicieron anyways though). Quedé encantado con todos los villanos menos Diable que me sobraba y Noir que me lo arruinaron al final, si bien le disfruté hasta ese momento. Salvo esos dos, aunque me parecieran mediocres en algún momento, conseguían algo que los redimía por mucho. No están entre mis favoritos ever, pero probablemente sean el grupo con el que más contento haya quedado al final. De la historia creo mi mayor contra es el viaje en el tiempo y la explosión de crema inicial, que no les veo una razón que los provocase, pero no estuvo nada mal general. No era una joya pero fue amena.  Ah, y el segundo ending es de mis favoritos de la saga.

Aún y con todo hubiera sido capaz de aceptar esta serie con la falta de desarrollo de personajes que ha tenido. Después de todo, nadie lo esperaba tras verse que el equipo sería de cinco inicialmente e incluiría una sexta Cure; mucho menos acabando con siete. Vamos por la 15ª temporada, ya nos olemos estas cosas. Pero las hostias. No me podéis quitar las hostias, Toei. Que es la esencia de la saga. Dios. Es lo más criminal que habéis hecho y aún recuerdo la quality del ep 10 de HaCha. Esto de PreCure tenía el nombre y ya. 

Así que eso, un par de Cure menos y la introducción de golpes físicos hubieran sido suficientes para poner esta temporada incluso en el top 5, pero se queda con DokiDoki y MahouTsukai en el fondo del abismo. A shame.



Go Onpu!
 


ONPUELENA

Hasta los cojones acabé de KiraKira Precure A La Mode... Que ya que estamos, ¿A LA MODE DE QUÉ? ¿DE QUÉ? ¿ME EXPLICA ALGUIEN? Yo creo que era para hacer la referencia a Tokyo Mew Mew y quedarse tranquilos.
L.A., como siempre, ha argumentado con pelos y señales (y con una cantidad desmesurada de anglicismos, todo sea dicho) su desencanto con esta temporada de Precure y estoy tan de acuerdo que poco más puedo decir. ¡Si es que hasta ha comentado el grito del pegaso de Parfait, que es MI MAYOR queja de este anime! Los caballos RELINCHAN, por el amor de dios, no dicen patatá, qué tremenda chorrada.


Bien podían haber usado este estilo durante todo el anime.
Me encantaron los diseños de los personajes desde el primer momento que los vi (y por cierto, sigo sin verle tantísimo parecido a los diseños de Umakoshi, tanto que la gente comparaba con Doremi). Amo la repostería y los dulces son mi perdición, así que no podía estar más de acuerdo con la temática de esta temporada y con las transformaciones de las cures. MIRA TÚ, algo de lo que no ha hablado L.A. y que merece la pena mencionar: las secuencias de transformación son la pera limonera. Me encanta cómo están integrados los dulces, la música, la animación, las coreografías y casi todas las poses (las de Macaron y Chocolat son una sosez). Nunca me saltaba las transformaciones. Una pena que no pueda decir lo mismo de los ataques.

Cómeme el donut.
Lo que no llegué a entender fue la temática de los animales, pero bueno, las personalidades de las chicas se corresponden más o menos con sus animales, así que no le voy a dar más vueltas. Aprovecho para decir que Chocolat para mí siempre será una zorra (el animal, coño, el animal) y no una perra (EL ANIMAL), ¿dónde se ha visto un perro con un rabo tan largo? 
También me gustaron bastante las personalidades de los personajes, definidas y dispares entre sí, con alguna que otra buena química, pero bien es cierto que podrían haber desarrollado MIL VECES MÁS las relaciones entre las protagonistas. Para ser Precure, poco hablaban de la amistad y de lo importante que es, se me hizo muy raro. 
Además, Ichika chupaba bastante cámara para mi gusto, había capítulos en los que Aoi solo tenía un par de frases. La mayoría de las veces era Ichika la que tenía las ideas y la que hacía todo, el resto parecían meras espectadoras. 
Como comenta L.A., los dramas de los personajes son limitados y no se desarrollan casi nada para todo el potencial que tenían. Aoi era un personaje interesantísimo (por si no ha quedado claro, es mi favorita), con grandes contrastes y una familia que chocaba con su personalidad salvaje, pero esto era algo que solo sacarían a relucir en los capítulos dedicados a ella, en el resto, se olvidaban. Es como si Onpu solo fuese una idol infantil en los capítulos dedicados a ella, pero no, en Ojamajo Doremi sí eran consecuentes con las circunstancias de sus personajes y siempre estaban presentes.

Se va a casar conmigo.
El personaje que me sobra completamente es Ciel. Me parece un añadido con superglú malo malo, para colmo querían que nos olvidásemos de que era un hada y casi siempre la mantenían en su forma humana. Pero claro, cuando el guion lo requería, pues hada, y todos tan contentos. Tampoco sabemos por qué cojones es un pegaso, si los pegasos ni existen, o por qué solo es famosa a ratos, o por qué coño es famosa a secas SI ES UN HADA, o por qué es la única hada famosa. Pero bueno, demasiadas preguntas, ¿no? Lo único bueno su relación con Bibury que ella sí que es un personaje bien desarrollado gracias Toei.
Himari y Yukari me sorprendieron gratamente, aunque a esta última se la desperdiciara un poco, y Akari por desgracia se me quedó plana plana. Los villanos me dan bastante igual, la verdad (menos Bibury, claro está) y Pekorin me parece maja, pero sobraba lo de que se convirtiese en cure. Mi mayor problema es: ¿por qué Cure Pekorin y no CURE DONUT o CURE FROSTING? Chorou mi novio.
Por último, respecto a los personajes, me pareció feo que, teniendo a personajes tan buenos como el padre de Ichika, el tema de la familia no se desarrollase demasiado. Otra oportunidad perdida, KiraKira.

El mundo necesita más padres así.
Del argumento no voy a hablar porque al final todo se reduce a que Noir se hace malo y quiere joder el mundo porque UNA MUJER LE DICE QUE NO, que las galletas no son solo para él, y su frágil masculinidad no lo puede aceptar y yo me meo de la risa por no llorar.
Si al argumento flaquito le sumas las luchas edulcoradas... ¿QUÉ NOS QUEDA? Ah, sí, personajes a medio desarrollar, conceptos olvidados (lo de hacer manualidades de play doh con el kirakiraru) y cosas innecesarias como las hadas animales que nadie había pedido. De vez en cuando en las batallas eran medio originales con los chorrazos de lefa, digo, de cremita, pero la mayoría de las veces era un rollo y faltaba impacto por todas partes.
Menos cremita y más hostias.
Ya que estamos voy a hablar de cuando visité la Precure Pretty Store de Tokio el verano del año pasado, que se ha quedao' buen día. Todo estaba lleno de niñas y me sentí un poco fuera de lugar, pero tenían buena mierda. Había llaveros acrílicos de todas toditas las cures y se me hacía la boca agua, pero costaban un pastizal para lo que eran y preferí comprarme una camiseta de Cure Gelatto.
También me compré un estuche de lata de KiraKira en un Daiso porque estaba baratujo y en Mandarake una figurilla de Cure Bloom... Ojalá volver a Japón.

Que me voy del tema, KiraKira tenía ideas y personajes muy interesantes, música decente (en especial las insert songs) y mucho, mucho colorido, pero como temporada de Precure es flojilla y como anime sobre repostería, casi que también. Para ver un anime de dulces te ves Motto! Ojamajo Doremi o Yumeiro Patissiere. He dicho.
  

2 comentarios:

  1. saludos pense que ya se murieron bueno en verdad tienes razon ya lo vi completa y en serio que le faltaba los tromnpasos en serio solo lansando crema no es suficiente pra ganar una pelea lo unico que me gusto fue el op que es muy pegajoso y no se me quita de la cabeza ademas en los episodios finales esperaba una gran pelea pero no solo se arrojaron pasteles ps espero que veas las hugtto precure porque esta interesante nomas porfin volvieron a las peleas y el desarollo de personajes esta quedando muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar! Resucitamos exclusivamente para quejarnos de PreCure y ya. =D
      Voy con un retraso de dos capítulos, pero de momento HugTo está de puta madre y está innovando lo suyo. Adoro a Hana y las peleas están fetén <3 Lo del desarrollo de personajes aún es debatible though: el arco de Ruru se me antojó muy ràpido, a Emiru me la han hecho idiota en su segundo capítulo, y no estoy muy seguro de que tengan claro qué hacer con Saaya (aún espero la metan a carpintera). Desde luego aún es pronto para concluir nada y creo lo harán bien al final, que por lo menos ya se ve hay intención de desarrollo con los personajes... Anyways, que adoro esta temporada de momento =P

      Eliminar