19 de febrero de 2019

Hugtto! Precure - Anime - HAGYUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU


Reseña por L.A. y ONPUELENA






Vais tranquilamente por la calle. Giráis una esquina y sentís un impacto en vuestra cara, producto de un puñetazo inesperado que os ha caído a vosotros. Tambaleáis, pero no caéis, y miráis en la dirección del golpe en aras de averiguar qué os acaba de pasar. Y veis a Mohammed Ali, ahí, de sparring, en la esquina que da al súper.

Lo primero que sentís es sorpresa. Nadie espera al susodicho, y mucho menos ahí. Luego confusión. Qué coña hace justo ahí, pensáis. Viene algo de dolor y preocupación. Que os ha pegao un campeón mundial de boxeo, a ver si os ha roto algo. Luego veis que no, que estáis bien, y os viene expectación. Que Mohammed Ali os ha metido un derechazo y lo habéis aguantado intactos, whoa, qué pasada. Y vais alternando entre preocupación por si de verdad estáis bien y hype por haber conocido al campeón ese y encima haberle aguantado el golpe. Finalmente, en casa ya os ponéis a evaluar ese moflete súper hinchado y el dolor que le acompaña y a pensar sobre todo los sinsentidos y problemas del suceso, incluso plantearse si ha merecido la pena el derechazo. Desde luego, es para contarlo y compartirlo.




¿Qué te has tomado, L.A.? Os estaréis preguntando. Pues quizás no fuera azúcar lo que eché al colacao, pero al margen de eso, eso era una analogía para expresar las sensaciones que me ha dado Hugtto. Sorpresa inicial, confusión, expectación, hype, percepción de problemas e incoherencias, y finalmente evaluación y balance. Sí, no la mejor de todas, pero eh, es la que se me ocurrió y valdrá. Una montaña rusa de emociones como nunca se ha visto en PreCure, si algo caracteriza a Hugtto es la gigantesca cantidad de sorpresas que ha mostrado, y eso que hablamos de una temporada de la que antes de emitir el episodio 1 ya se habían filtrado todas las “midseason Cure” con sus respectivas identidades. Toei ha demostrado con esta temporada ser una mente maestra del trolleo y la distracción si se lo propone, aunque admitámoslo, eso no arregla que siga fallando en un montón de cosas.

Tras el “fracaso” de Kirakira, no recuerdo mucho hype con Hugtto. Los diseños eran buenos, pero la verdad sea dicha, no soy capaz a acordarme mucho de las primeras impresiones y eso. Solo comentarios del extraño flequillo de la prota, la pinta de azafata de la Cure amarilla, y el hecho de que por fin hubieran repetido el nombre de una Cure (vale, que los japoneses distinguen entre Anju y Anje al pronunciar, pero al final tenemos dos Ange diferentes, no fastidies). Quizás la mayor expectación vino de la semana anterior al estreno, por dos razones: el episodio final de Kirakira, que mostró a la prota, Hana, dando una tunda de golpes preciosa (por tanto confirmando el retorno del combate físico), y los leaks antes mencionados, que revelaban ya las dos Cure que se incorporarían a mitad de la serie.

Así pues, cuando empezó la serie ya prácticamente se sabía todo. La temática de posibles futuros (tanto por viajes en el tiempo como por posibles profesiones), los villanos formando una empresa a lo Yes!, el plot general, quiénes serían las incorporaciones de mid-season… No había nada que esperar, más que fuera amena y con suerte violenta.

Y ese fue el primer paso del magnífico plan de Toei para mantener los ratings. Quitarse de encima todo lo que podríamos esperar para que bajáramos la guardia.



Opinión personal (spoiler free):

Por ser la sorpresa el elemento principal de Hugtto, quiero daros la opinión final a aquellos que nos leéis sin ver la serie para decidiros a verla, sin que os destripe todo lo interesante. Si aún no os lo han destripado, claro, porque ha habido cosas que fueron tan impactantes que llegaron a ser trending topic en Twitter a nivel MUNDIAL (¡por encima de Donald Trump! Wuuuuuut?). DOS VECES.



¡Flipad cómo lo usan para spamear temas políticos y de actualidad!

Cerrad vuestras redes sociales. No habléis con nadie fan de la serie. No leáis comentarios de los capis si los veis online. Aislaos completamente de cualquier interacción no vital y pegaos el maratón oportuno. Sí, habrá momentos que se hará pesada de ver (es PreCure, como siempre hay relleno y chorradas), pero merecerá la pena por esas sorpresas.

El plot es bueno. Lo suficientemente predecible para saber por dónde van los tiros, pero a la vez deja los huecos necesarios para algún que otro plot-twist que mantenga el interés. De hecho, bastantes más huecos de la cuenta, porque nunca me he quedado con tantos interrogantes en una temporada como hasta ahora - pero aún así, la historia queda más o menos cerrada para las chicas, así que el mínimo lo cumple bien (el final es precioso digan lo que digan los conservadores). Los diseños son geniales, hay alguna que otra cosa mejorable, pero en general no he visto nada desagradable. La OST es muy buena, aunque parte de ella es también fácil de pasar por alto u olvidar - en especial las character e insert songs, de las que debo decir por cierto, han sacado MUY pocas para esta temporada, cosa bastante mosqueante aunque no afecte a la serie en sí. Ambiente colorido, quizás demasiado en algunos casos donde se supone debiera dominar el drama. Los personajes se hacen de querer, sólo basta decir todas las Cure están en el Top 20 de Mejores Personajes del Año 2018 en Japón (que no lo son ni de coña, pero ilustra el fuerte fandom que tienen). Y la serie transmite muy buenos mensajes que no se ven todos los días en la tele nipona.

Sin embargo, y por mucho que la gente la aplauda (he visto muchísima gente clamando que es la mejor de todas las temporadas habiendo visto sólo de Smile en adelante, wtf), dista mucho de ser la temporada perfecta. Mi insistencia en que la serie se vea sin spoilearse uno nada es porque estoy convencido de que Hugtto cae a la mediocridad si uno ya se sabe todo lo que pasa. El desarrollo de las chicas es algo caótico y pobremente ejecutado, aunque pueda salvarse en el último minuto. Las peleas enseguida empiezan a flojear, y te encuentra varios sin sentidos y chorradas forzadas que en muchas ocasiones se notan debidas a querer abarcar más de la cuenta. Y luego están los ya mencionados agujeros y problemas de la trama, que van más allá de los usuales fallos de coherencia que uno se encuentra al tratar la temática de viajes en el tiempo, y que en buena parte se deben a Toei queriendo mantenernos enganchados.

Pero es muy amena. Desde luego, hacía mucho tiempo no disfrutaba tanto viendo una serie en la que los personajes no llegasen a hacerme tilín (sólo la prota y el principal antagonista me llegaron bien a la patata) y con “tantos fallos” (quizás no fueran tantos, pero yo soy de notarlos enseguida y anclarme a ellos cual lapa) como ésta. Además, no puedo evitar subirme al carro de las alabanzas en los mensajes progresistas que incluye Hugtto - puede que a ojos vista algunos parezcan muy triviales y no tan significativos como nos intentan hacer ver en muchas ocasiones, pero desde luego son nuevos para la saga y me alegra los hayan tenido en cuenta. Muy recomendable, quizás entre las mejores temporadas - pero desde luego NO la mejor.












DICHO ESTO.













POR FAVOR.







SI NO SABES NADA DE HUGTTO Y TE PLANTEAS VERLA, DEJA DE LEER AQUÍ.













No pienso callarme nada de las sorpresas porque son gordas y la very essence de la serie. Te lo destriparé todo. Lo leerás, fliparás en colores, querrás ponerte a verla, y ya no tendrá tanta gracia. Te arrepentirás. Y tendrás mi sombra proyectada en tu pared, sonriendo con superioridad y una cara enorme de “Te lo dije”.


Como esta.







¿Ya?




¿Ya te has ido?












¿No?










¿Vas a seguir?












¿Tan irresistibles te parecen mis reseñas? Puedes aguantar… Veamos… 49 x 25, quitamos openings y endings que con verlos una vez en un maratón vale, añadimos las excepciones especiales para promocionar las pelis… Ah y las mismas pelis, que yo aún tampoco las he visto… Unas 20 h, venga, maratón ahora sin dormir y me lees mañana.











¿Sigues aquí? Asumo has vuelto tras ver la serie. O ya la tenías vista. Si no, bueno, te lo advertí. A estas alturas debería saber que siempre tengo razón. Allá tú. Luego no me llores.









ÚLTIMO AVISO EH.










3







2







1







GO!





Trama:

Y empiezo por lo gordo, eh. Esta sección va a ser la más larga de la review, os aviso, porque sorprendentemente es el punto más importante de Hugtto, y del que más fallas podemos encontrar. Así que mentalizaos.

Inspirad y…





Tal cual empieza Hugtto. Con una niña que en un brillante arrebato de inteligencia decide entrar en su nuevo colegio cortándose el pelo ella misma una hora antes de ir a clase.

No hace falta mucho más para saber que nuestra protagonista sigue la estela de otras tantas atolondradas líderes, una nueva estudiante recién incorporada al curso como lo fueron en su día Tsubomi en Heartcatch o Miyuki en Smile. Y es en ese mismo día cuando se encuentra con Hugtan la bebé y Harry el hámster por la clásica vía del contacto aéreo, en un menos hilarante homenaje al encuentro de Nagisa y Mepple (porque Toei se está atreviendo a cosas modernas, pero hacer chocar bebés no es una de ellas). Al día siguiente es atacada por un empleado de la malvada compañía que persigue a esos dos y ella, oponiéndose a que se los lleven, se convierte en Cure por el poder mágico del bebé (por algo estaban persiguiéndoles, ya sabéis). Fans de la saga sabréis que este tipo de introducciones ha sido explotado numerosas veces, no merece la pena insistir en detalles sobre los primeros capítulos.

La mayor diferencia de la usual premisa es que en este caso Hugtan y Harry no proceden de otro mundo más mágico, sino del futuro. La compañía en cuestión ha logrado impedir que fluya el tiempo en el futuro usando un poder negativo llamado “togepower” (básicamente la desesperación), por deseos de su presidente. Y claro, la implicación es mucho más directa, puesto que el mundo que los villanos han conquistado previamente es realmente el suyo, aunque sea unos años más adelante. Digamos es como un punto medio entre la premisa de HaCha, con su propio mundo en proceso de invasión, y la usual de tener un mundo mágico dominado por el mal; pero, como en todos los casos, la diferencia existe sólo en el ámbito teórico, en la práctica todo dios sigue viviendo su vida tan ricamente.

Enseguida empiezan las sorpresas, though. Una vez introducido el equipo nos encontramos que los siguientes capítulos tratan los temas que normalmente se ven más al final de la temporada. Saaya, la Cure azul, intenta desafiar la supuesta voluntad materna para perseguir sus sueños; Homare, la amarilla, por fin supera sus miedos y vuelve a recuperar su afición, el patinaje artístico (por cierto, ahí va una de las novedades, nunca tuvimos una patinadora artística en la saga); y Hana se ve completamente desmoralizada y pierde sus poderes de Cure al no verse capaz de tener futuro en ningún campo. Ya que este tipo de arcos suelen ser conclusivos para los personajes, me hizo preguntar qué harían con ellos luego, y… Bueno, digamos pudo ser peor.

A Saaya empiezan a moverla de arriba abajo dándole detalles e intereses que no parece lleven a ningún lado (media temporada me pasé soñando con que la hicieran carpintera o arquitecta tras ver su interés en las herramientas y las estructuras tras ir al hipermercado), y aunque al final consiguieron cerrar su arco de forma más o menos convincente en retrospectiva, llevando la serie al día todos coincidíamos en que su character development estaba siendo un caos. Básicamente Saaya es actriz pero lo deja por querer ser obstetra (médica especializada en partos, para los ignorantes como yo que han tenido que buscar el palabro en Google), y en teoría te lo van dejando entrever con sus interacciones con los niños en algunos capis. Bien. Pero es que se supone que la chica no se encuentra cómoda con ser actriz en su primer capi de desarrollo porque no es lo que quiere y en el siguiente está súper contenta y quiere seguir los pasos de su madre. Y luego no. Y otra vez sí. Quiero entender que estaba debatiéndose y que el personaje de Saaya intentaba mostrar esa duda de no saber elegir un futuro y dudar incluso tras haber elegido un camino, pero desde luego no lo hicieron particularmente bien.

Homare por su parte empieza la serie un poquito edgy, no mucho como para que le cojas tirria, pero sí se pasa un poco de lo que se supone es su cool persona luego. La chica tuvo un accidente patinando y desde entonces la domina el miedo, viéndose incapaz de volver a patinar y sumiéndose en una espiral de autocompadecencia. Esto en sus dos primeros capis, luego ya mueve el culo. El problema es que a partir de ahí no hay mucho jugo que sacar, porque Homare era buena en lo suyo y no dejó de serlo, así que el patinaje no fue muy exprimido para desarrollar su personaje. En su lugar, decidieron meterle un romance fallido con el hámster.

Si así fueran todos los niños rata el mundo sería un lugar muy distinto.

Curiosamente la parte de fallido no se veía venir tanto por la regla no escrita de Toei de impedir cualquier shipeo de las protas desde GoGo, sino porque enseguida mostraron que Harry ya tenía una persona importante para él, y todo apuntaba a que estaba fuertemente vinculada con Hugtan. Detalles de eso luego. El punto es que la trama de Homare pasó a centrarse en secundarios, pero de mejor forma que Saaya (cuyos capítulos siempre involucraban a personajes casi episode-exclusive): o bien tocaban el tema de Harry o bien la relacionaban con Henri, su amigo y rival en la pista. Al final, se declara a Harry, éste le rechaza y ella gana un campeonato inmediatamente después. Fin. Siguiente.

Hana. Hana. Haaaaaaaana. Hana. Hana es… Como el Pikachu de Ash, se supone tiene una evolución pero no la ves en la serie. Dejó su colegio porque empezaron a hacerle bullying, y decidió entrar en el nuevo con motivación y alegría, intentando ser una referencia en su nuevo colegio, la mítica chica madura y guay. Sabemos todos que tararí va a serlo, naces bobona mueres bobona (y de hecho es algo que parece que admite porque salvo mencionarlo en el penúltimo capi enseguida lo da de lado). Pero sí que no tarda en hacer amigas y vivir feliz pese a eso de tener al mal acechándola cada semana. De hecho, en un capítulo de power-up (por supuesto), termina perdonando a varias de sus excompañeras de clase (no esperéis dramón ni nada, sin embargo). La cosa es, esto en teoría debería ser un ejemplo de superación, pero como pillas la serie justo cuando ha pegado el cambio, pues no se lo notas. Solo durante el arco de las Melody Swords, el primer ítem que consiguen, ves algo de desarrollo en Hana, y es que básicamente supera sus celos e inseguridades despertadas por el talento de sus amigas y decide hacer honor a su temática Cure dedicándose a animar a los demás a perseguir sus sueños. Y ya, el resto de la temporada es una goofball adorable dedicada a animar a la peña e insistir en lo bonito que son los sueños. Como Ichika o Mirai, su desarrollo es prácticamente nulo, pero la diferencia aquí es que no sólo Hana es muchísimo más llevadera, es que se hace muchísimo de querer (e intentan darle trasfondo también).

Y ni hablemos de las otras dos Cure que me enciendo. Introducen a Emiru en un capítulo temprano como una chica de preocupación exagerada y a su siguiente aparición casi la atropellan por justo el comportamiento opuesto, con un nuevo perfil en el que quiere ser una heroína a lo Ultraman. Se queda en idol enamorada de Lulu, la otra Cure, una androide -

- corta aquí, un momento, importante. Hemos tenido hadas Cure, elfos Cure (Towa/Scarlet) y otros tantos “aliens” Cure, pero lo de una Cure no orgánica es completamente nuevo. Otra de las sorpresas de la lista. Ea, seguimos -

- diseñada por los malos cuyo potencial es tirado por el desagüe (lo único que hace de androide como Cure es indicar power levels a lo Dragon Ball y ya) a favor de corresponder a Emiru como su amor platónico y darle una extraña y ocasional faceta de tragona. De hecho, Lulu cambia de bando en dos episodios y medio, un súper corto proceso de corrupción al lado luminoso que te deja con ganas de más. Desarrollo negativo en ambas. Y encima reiterativo, porque todos sus capítulos van de que una ama a la otra y ningún problema importa porque yo te quiero y canto para demostrarlo. UGH.

Sorprendentemente la falta del desarrollo en los personajes no resulta tan doloroso como en otras temporadas. Hugtto, insisto de nuevo, tiene la base de su trama en las sorpresas, pero también en las teorías. Jamás en PreCure me divertí tanto con todas las posibilidades que Toei sugería para la serie con la forma en que revelaban la información como en esta temporada. La aparición por primera vez de un guapetón misterioso con un libro profético ante Hana ya empezó a generar teorías: que si era el malo final, que si era un tercer partido en el juego que buscaba manipular a las Cure y a Criasu (la compañía malvada) para sus propios fines, que si era un mero observador, que si estaba relacionado con Hana como un amor perdido en el futuro… Y la que resultó ser, que era el jefazo de Criasu, no detuvo los complots entre el fandom sobre sus verdaderas intenciones. ¿Harry? Siempre dejaron caer una ristra de miguitas hacia quién era, pero tardaron en dejarlo claro del todo. Y esto jugó al final en su contra, porque claro, si es una criatura de otro mundo lo aceptas y tiras, pero aquí es que su existencia implica que hay hámsters parlantes en el futuro, y eso hay que explicarlo… Pero no lo hicieron. Lo máximo que tienes de su origen y el de toda su panda es una horrible, horrible interpretación de un fotograma que sugiere son resultado del apareamiento de un perro y un gato.


Nuevamente, los Simpson lo predijeron

Más o menos pasa algo similar con Hugtan y su relación con Hana y las Cure pasadas (bueno, futuras, las que habían fallado contra Criasu antes… O luego… Agh), que era súper obvio que era hija de la prota en el futuro y una entidad legendaria (fuera Cure o la “Reina”), pero lo confirman en el capítulo 40 para luego darlo un poco de lado. Considerando que aún queda poner los episodios de final de arco para cada chica, el de Navidad, la batalla final y el relleno de introducción de la nueva Cure de la próxima temporada / epílogo, pues entonces resulta un problema porque dejan buena parte de las cosas sin explicar. Cosas por un lado esperables, como ver quién era el equipo de Hugtan en el futuro (ya hicieron lo mismo en DokiDoki) pero por otro inimaginables, como explicar quién o de dónde salió Mother, la “Reina” de la temporada que había elegido a Hugtan. Literalmente solo la mencionan un par de veces y luego se olvidan de ella en cuanto desbloquean el ataque final.

En general, que se veían venir los tiros, pero había un amplio margen de maniobra para los detalles. Y eso era lo divertido, ver qué y quiénes acertaban. Incluso entre los villanos menores tenías la posibilidad de jugar, como con el backstory del Dr.Traum o la relación entre Gelos, el presi y Papple. El problema está en que dejaron pasar tanto tiempo para divertirse que luego les pilló el toro, y nos quedamos con soluciones improvisadas y preguntas olvidadas.

Ahora hablemos de las sorpresas gordacas. Sí, moló mucho ver a los villanos purificados formando su propio negocio y apoyando a las Cure como personajes secundarios en su vida diaria, pero aunque fuera novedoso no era algo tan impactante. Ya tuvimos a villanos rehaciendo su vida antes. Pero hay pelotazos que no se esperaban nunca, y hay uno que cambió Hugtto de forma absoluta. Un petardazo tal que aún resulta increíble que consiguiera mantenerse en secreto hasta la misma emisión del capítulo. Sí, el del (primer) trending topic en Twitter.

*PRETTY CURE TOUJOU INTENSIFIES*

CURE BLACK Y CURE WHITE APARECEN AL FINAL DEL CAPÍTULO 21. Sí, damas y caballeros, tenemos un épico retorno de las Originales que va más allá de un simple cameo. Aunque se van al final del capítulo 22 y apenas dan juego las pobres, es una inclusión maravillosa e inesperada, y oh dios mío qué delicia verlas vencer a Papple ellas solitas (aunque la purificación tuvo que ser por parte de las Hugtto, claro). La cosa va a más en los capítulos 36-37 con la aparición (esta vez sí hubo leaks) de otros equipos y líderes, para dos episodios All Stars a fin de patrocinar la película de Hugtto, que es un crossover de aniversario. El resultado va más allá de ello, pues hay muchos detalles de dichos episodios que prácticamente confirman que Hugtto tiene lugar en el universo de las películas All Stars. MINDBLOWN!

But wait there is more! As a special offer, we also included your favourite villain goof!

Después de esto todo sabe a poco ya, pero aún queda chocolate en el fondo de la taza. ¿Recordáis, de la reseña anterior (si no visteis Kirakira, vamos), el asunto con Cure Waffle/Pikario? Pues al final Toei nos sorprendió con una nueva forma de ambigüedad en el tema.


Aquí tenéis a Cure Infini, el tan aclamado primer chico Cure. ¿Qué, lo véis, verdad? La trampa esta vez es que su persona civil, Henri, el antes mencionado rival de Homare, está más o menos definido como una persona agénero desde el primer inicio (perdonadme si lo he dicho mal, no estoy muy puesto en la terminología), con lo que no puedes decir exactamente que sea un Cure chico. La verdad, por un lado me parece genial la inclusividad de un personaje así en la serie, y más haciéndolo como Cure, por el otro me parece que le han echado un morro descarado aprovechando esa especie de “vacío legal” en la legislatura precuriana (aunque, desde otro punto de vista, puedes verlo como un gran punto de transición de Cure chicas a chicos, pero ya sabéis que yo soy de los negativos). Es mucho más molesto cuando evalúas la situación después del hype: es transformación de un único episodio por milagro del “asupower” (el poder del mañana, lo contrario al togepower vamos) cuya trama hacía aguas por todos lados y literalmente no hay nada que indique que Henri sea Cure salvo él decir que lo es. Sí, tuvo transformación, pero después sólo patinó y no hizo magia ni ataque alguno (aunque hay un momento posterior en que vuela, pero me entendéis). En fin, este tema da para mucho que discutir, así que lo dejo para otra ocasión. El caso, las sorpresas: personaje sin género definido de relativa importancia y una Cure no chica debuta oficialmente.

Ya que estamos con progresismos, otra sorpresa muy agradable de Hugtto fue cómo tocaron temas que nadie esperaba ver. No sólo la innovación de tener una Cure robótica o la inclusión de personas agénero, también hablaron del parto desde un punto de vista más maduro del que esperaría para una serie infantil (¡hasta el punto de tener una escena entera dedicada a uno!), trataron muy diferentes tipos de familias (divorciados con Homare, roles invertidos con Saaya, desestructurada con Emiru…), discutieron cómo puedes lamentar haber cogido un camino en la vida incluso aunque fuera el mejor, y mostraron un lado tan nihilista de la vida en George que Elyssio parece un Oso Amoroso en comparación, entre otras cosas.

Hablando de George, que si no lo he mencionado antes es el profeta misterioso y malo final: la última sorpresa que quiero discutir aquí fue la orientación sectaria de los villanos. Me explico: no eran gente mala per sé, si no que intentaban ayudar a su particular manera, con el cerebro lavado y sus métodos un tanto faltos de moral. La razón de que quisieran impedir el paso del tiempo es que la humanidad estaba inevitablemente condenada al más horrible de los futuros. Como quien pone el pie ante una moneda rodante que se dirige a la alcantarilla. Esto básicamente te lo van dejando caer durante la serie, confirmándolo del todo al final de la temporada. El equipo de Hana aprende sobre esto y decide imponer su ciega fe de que el mundo puede ir a mejor frente a las horribles experiencias reales de todo Criasu, y como es la prota, por supuesto se impone. Esta es una de las más originales interpretaciones de la villanía que he visto en PreCure y me encanta, aunque debo decir que durante buena parte de la serie los generales no acaban de convencer del todo en la seriedad de su papel, pero al final tienen motivaciones satisfactorias y George ya apaña la parte de creepiness y mal rollo general.

Mi mayor problema con toda la trama cae aquí: ese futuro tan horrible nunca queda claro en qué consiste, pero sí que es completamente inevitable, y aún así, todo Criasu cede ante la fe de Hana-tachi. Hablamos de algo tan demostrado por experiencias propias de los empleados de Criasu como un libro profético que ha acertado absolutamente todo, pasando por el fracaso de varios equipos de Cure en impedirlo. Pese a ello, todos terminan por aceptar la posibilidad de un buen futuro sin ninguna base, y lo que es peor, al acabar la serie, no sabes absolutamente nada sobre si ese futuro horrible ha sido evitado. O sea, al final, no sabes si se ha arreglado nada, aunque hay un par de líneas en el último capi que podrían interpretarse como que sí. Volviendo la horrenda metáfora esa de Mohammed Ali con el que empecé la reseña, es como si te tapas la cara para que Ali no te dé, porque inevitablemente ya has pasado por ahí veinte veces y el tío parece tenga un problema contigo, y te llega una chica y te insiste en que quites la mano y tengas fe en que no te va a golpear. Y tienes un mensaje en el móvil en el que te dicen que Ali te está buscando, oyes a Ali en la esquina gritando tu nombre, ves a un tío tirado en el suelo sangrando, y la chica que oye, que no te tapes, que no te va a dar, porque ella cree que no. Pueeeeeeesss…

Además de ese gordo agujero de saber si las Cure han arreglado algo, tenemos también más problemas de coherencia. En ningún momento explican de dónde sacó George el libro profético o los poderes que posee, de hecho no explican nada sobre él, ni nada sobre Mother, la entidad que en teoría protege el futuro del mundo y qué le pasó para dejar su poder en Hugtan ni si al final fue salvada. En general, no se explica casi nada del trasfondo que lleva al origen y conflicto de las Cure, solo que el futuro es una mierda y que las Cure del futuro que intentaron arreglarlo fallaron. Por otra parte, pese a su fuerte motivación George no parece tener ningún plan preparado nunca, o sea, a mitad de temporada intenta aprovecharse de los Mirai Crystals (los ítems de la temporada o McGuffins en la jerga) para su propio beneficio sugiriendo que era su plan desde el principio, pero en cuanto falla… ¿Qué? En un inicio parece querer usar el poder de la tal Mother, pero es que durante el arco de All Stars el tío admite que es imposible detener el futuro de las Cure. Y se pone a pintar un cuadro y los generales van a su bola con sus propios problemas hasta el arco final que George se la juega todo a una porque lo manda el guión… O sea, que se ve el tío tiene razones, pero no tiene idea o no le pone ganas, no sé. 

Y luego ya pasamos a los clásicos problemas del espacio tiempo: finalmente quien vino del futuro volvió al futuro, pero mi pregunta es, ¿a qué futuro? ¿El que se va a pique, ahora que se ha ido Criasu al carajo? Pues el tiempo vuelve a fluir hacia vuestra destrucción, no arreglamos nada. Porque encima la única Cure de ese tiempo, Hugtan, no ha recuperado su forma normal al final de la serie, por cierto. ¿A un nuevo futuro? Podían haber ido antes y evitado todo esto. ¿Que es un nuevo futuro creado por las Cure? Pero, en ese futuro ya existen las versiones del presente, que jamás han tenido necesidad de unirse a Criasu ni viajar en el tiempo, luego no tenéis lugar allí. No tiene sentido ni que se vayan ni que se queden. Me parece que el mejor resultado, por muy trillado que fuera, es que todos los que venían del futuro se hubieran desvanecido: implicaría que Criasu no se hubiera formado porque no habría futuro horrible, y por tanto las Cure habrían logrado algo. Y suena feo, pero ya se reencontrarían con las versiones nuevas del futuro (heck, es lo que pasa con Lulu y Emiru). Muy horrible debió de parecerle a Toei “matar” a la mitad del plantel, así que fueron por algo más inusual, y aunque desde luego a mí me encantó el final de la serie y cómo cierra la historia para las chicas, lo que es la trama de fondo te la revienta bien.

También quiero hacer alusión a los Mirai Crystals, que sufren un desarrollo similar a las PreCards en HaCha. Se supone eran necesarios para hacer fluir el tiempo otra vez, pero cuando los consiguen todos y tras el fallido intento de George de usarlos para sus propios fines no volvemos a tocarlos mucho más, el tiempo en el futuro sigue congelado y tal. Por lo visto una vez tuvieran ocho, Hugtan empezaría a crecer de nuevo, pero el primer signo de ello es tras el arco de las Melody Swords que le empiezan a crecer los dientes y entonces tenían siete... Tampoco aluden a que el que le salgan los dientes se deba a los Crystals, así que bien podría ser porque la niña estaba creciendo normal, ya que menos mal crece de forma coherente durante toda la serie, no como Haa-chan. También, el Mirai Crystal blanco contenía parte del poder de Mother, pero como ya os digo luego se olvidan de ella, así que básicamente es el McGuffin para desbloquear el ataque final y ya. Al final de la serie ni dios se acuerda de ellos.

Tampoco es todo tan horrible, debo decir. Vista atrás, solo tres cosas me fastidiaron realmente de la serie: el desperdicio en el Dúo Nano Desu (Lulu y Emiru), los momentos de relleno sin sentido como el viaje alrededor del mundo en medio episodio y el capítulo de Navidad (aunque eso me fastidia independientemente de la temporada); y el horrible desarrollo del misticismo de George, que fue la causa de más de la mitad de los plotholes, la verdad sea dicha. Pero en general creo que toda la trama fue muy disfrutable, tanto por las sorpresas como las teorías y la dirección tomada, y aunque el desarrollo pudo haber sido mucho mejor, al final consigues quedarte con una falsa sensación de satisfacción que me hace aprobar la serie.

Una cosa que no sabía dónde colar es que durante la primera parte de la serie cada capítulo acababa en un plano o escena que sugería la temática del siguiente, como cuando emitieron el anuncio de Saaya en la tele. ¿Por qué dejarían de hacerlo? Era una gran idea…



Personajes:

Esta vez el cast no es tan extenso como en Kirakira, en especial porque al consistir los secundarios principales de los villanos reformados y las otras Cure, los demás personajes no tienen una gran relevancia. Tenemos a:

- Hana Nono / Cure Yell: memequeen. Probablemente mi Cure favorita, aunque admito no es la mejor líder y mucho menos la mejor desarrollada, por las razones antes mencionadas de que sus conflictos son anteriores a la serie. Pese a que haber sido víctima de bullying no es algo que desaparezca así como así, Hana apenas consigue transmitir sensación alguna de drama excepto en el arco de las Melody Swords y un poco en la pelea final. Quizás en la piscina, aunque a mí no me convenció del todo porque el conflicto anterior no me resultó muy dramático, la verdad. En general se percibe la idea de que a raíz de su bullying quiere ser una figura de respeto y admiración que apoya a los demás independientemente de su condición, en contraste con aquellos que se metieron con ella… Pero no se acaba de percibir el sentimiento que hay detrás, sea por bad pacing o falta de atmósfera o lo que sea. Por ese mismo propósito de querer apoyar a los demás tampoco denota entonces la iniciativa y el liderazgo que suele (debería) ser propio de las protas. La razón de su popularidad es sin embargo sencilla: es la Cure más memética de toda la saga, superando incluso a Marine.

Y PARA MUESTRA UN MONTÓN - From Imgur’s user Calwyn

Encima de poner caras es bajita y adorable, y la que lleva el grueso de la ofensiva siempre. Tiene secuencias flipantes. Y su motivación a ayudar no resulta cringey como en otras series. Tiene al menos un puntazo en casi cada episodio. La adoro. A quien diga algo malo de ella le crujo a hostias.

You damn bet she is.

- Saaya Yakushiji / Cure Ange: Ay. Ay mi angelito azul. Qué hacemos contigo. Tal cual es lo que debieron pensar los de Toei, porque la verdad, la pobre es un caos. Ya para empezar, su nombre de Cure es repetido. Luego la introducen como la inteligente del grupo, pero en una novedosa interpretación del arquetipo, más bien es que tiene naturaleza curiosa e investiga con mucha facilidad - no es que retenga conocimiento o sea muy capaz, simplemente se esfuerza y se apasiona con facilidad. Esa faceta es su mayor y peor baza, porque a lo largo de la serie se la ve interesándose por varias cosas que no van a nada y solo ponen los dientes largos, sin hacerlo de forma suficientemente continua para poder asociársele la idea de “pierde interés con facilidad”, siquiera la de “sabe sobre esto o lo otro” como pasaba con otras Cure inteligentes. Es como que querían meterla a constructora o inventora pero al final se acobardaron y abogaron por lo clásico en PreCure, actriz y/o doctora, o que intentaron tirar sugerencias random para despistar sobre lo que iba a pasar con ella, pero como estas fueran tan aisladas y lo que pasó es lo genérico ya en las Cure azules… En fin, tenía un par de facetas interesantes como súbitos golpes de competitividad o interés por cosas raras, pero en general, la opinión general es que es la prota más ignorada y menos desarrollada del grupo. Ya os digo que en retrospectiva y viendo la serie entera de corrido la opinión puede cambiar un poco en lo segundo, pero no en lo primero.
Ahora tranquilos que en Pixiv y los booru ya la colman de atención - si hasta Toei lo sabe, que la pusieron con este disfraz en la serie.

- Homare Kagayaki / Cure Étoile: Es la… La… No sé, ¿la más normal? Intentan meterla como chica cool, quizás algo edgy, que en realidad es tímida y tiene dolores en el kokoro, pero esa faceta no dura ni 5 episodios. Tiene un cierto aire de madurez, pero realmente no tiene problema en apuntarse a tareas que a muchos nos darían corte. Le gustan las cosas adorables y se enamora del hámster, así que la ves sonrojada a menudo, pero no tan sonrojada para que sea un character trait, creo yo. Quizás la noto un poco más seria de lo que vería yo a una niña de 14 años, pero la verdad, no mucho, me parece uno de los personajes más verosímiles y creíbles de toda la saga. Joé si tiene hasta pelo normal y todo. Quizás si tuviera que definirla sería como Itsuki de Heartcatch, pero sin lo de parecerse a un tío y patinadora sobre hielo en vez de karateka. No creo tenga mucho que decir de ella más de ella, ni malo ni bueno. Ni siquiera la sentí marginada. Quizás que no la acabo de ver como “Cure del poder” como se supone se autotitula, ya que no hace mucho que otras Cure no hayan hecho ya, y ni siquiera tuvo algún momentazo de súper fuerza como Milky Rose o las Futari Wa. Pero en serio, buena chica.

- Emiru Aisaki / Cure MaChérie: NANO DESU. Inicialmente introducida como una doña angustias seria y trabajadora, al segundo episodio que aparece pasa a ser una atolondrada tokuhero wannabe con deseos de ser idol, y luego una absoluta enamorada de Lulu. O sea, una chapuza de personaje. Le viene de familia: sus padres son actores de teatro medio aliens mantenidos por un abuelo empresario millonario y ultraconservador que hizo de su nieto un asqueroso misógino que le arruinaba la vida a su hermana pequeña. Desarrollo cero, básicamente el hermano deja de tocar las narices sobre que cante en el mismo episodio en el que le introducen y ya, ella se dedica a cantar y a babear por Lulu. Heck, pero si en su capítulo final hasta tuvieron que inventarse el personaje del abuelo para que volviera a hacer exactamente lo mismo que el hermanísimo y así tener algo de conflicto (wait, espera, ya teníamos el "drama" de que Lulu volvería al futuro y la dejaría sola… Pa qué metieron al abuelo entonces). La voz chirriante y la coletilla no ayudaban mucho a quererla tampoco, pero sorprendentemente tiene fans. Creo que es por el diseño, el ship con Lulu y el mensaje de “perseguir tus sueños pese a la falta de apoyo de tu familia desestructurada”, el cual apruebo sin dudas. Así como su diseño, es muy mona. Pero still odio a la niña.

- Lulu Amour / Cure Amour: Segunda componente del Dúo Nano Desu. ES UNA ANDROIDE. Ginoide, concretamente, detalles técnicos. UNA CURE ROBOT. Buah, le tenía unas ganas desde la filtración con su diseño de villana y… y… Otra chapuza. Como villana cundió poco porque salió como dos o tres veces (aunque iba en OVNI y bailaba Dance Dance Revolution, así que lo petó lo poco que lo hizo), y cuando se infiltró en la vida diaria de las Cure… Buf. A ver. Si se supone es tu intención hacerte pasar por humana, ¿no deberías calibrar tus capacidades de acuerdo a ello? Superfuerza, cálculo sobrehumano, disimulo cero… Una cosa es que no tengas emociones (pa' lo que te interesa, por cierto) y otra es que no puedas imitarlas, me cago en diez. Si la robot Sophia logra colar mejor, joé. Menos mal que en PreCure el populacho suele ser imbécil perdido y pasa de ver que algo gordo falla. Por cierto, después de que la mujer de hojalata obtuviese su corazoncito, ni superfuerza ni supercálculo ni leches eh. Todo amor por Emiru (eso sí que no computa, que quien te salvó, te ayudó y te mantuvo en su casa fue Hana, la niña ni te invitó y eso que es millonaria) y ese extraño amor por la comida que mostraron como tres veces en toda la serie y nadie sabe de dónde salió (bueno sí, por el mensaje de comer en familia de la madre de Hana, pero fue algo tan casual que…). Bueno y a despreciar a Traum porque no es Emiru. Dios, yo quería chistes de quedarse sin batería, recolorcarse brazos, hackeo, indicar bajas probabilidades de los peligros que volvieran loca a Emiru… ¿Por qué las hicieron tan estúpidas con tanto potencial? ¿POR QUÉEEE?

- Hugtan / Cure Tomorrow / Hagumi: Hada bebé de la temporada. No me gustó mucho en diseño, en especial esos moños horribles que gasta, pero le cogí muchísimo cariño, era adorable a rabiar. Además se caracteriza por tener una evolución realista, en plan, pasa un año y apenas ha aprendido a hablar y caminar, y no ha crecido mucho - no se vuelve adulta ni leches. Tiene poderes mágicos por ser tanto una Cure “reprimida” como la elegida de la tal diosa del futuro Mother, o sea, funciona igual de Infinity/Chiffon o Ai-chan. Es la hija de Hana en el futuro. *falsa sorpresa* No tiene mucho más, es responsable parcial del poder de las chicas, como Tomorrow era maja pero apenas tuvo presencia para poder decir nada de ella, y tenían un poder raruno de invocación que sacaba de cuando en cuando para llamar a otras Cure o… *suspiro* Papá Noel.

Lo de vestir a una niña de 14 años como súcubo ya es poco pasable PERO ESTO TOEI

- Harry Harriham: NEZUMI JA NE ~YA. Ikemen de la temporada, es un hámster parlante capaz de transformarse en tío bueno y monstruo gigante. Su nombre es puya de hámster y “harinezumi”, que es erizo en japonés (se le espina la espalda ocasionalmente). Realmente no tiene mucho más, es de esos personajes que vienen bien definidos ya de base y no evolucionan ni nada sino que están para apoyo de la trama, ya sabéis, explicar las cosas, hacer dos o tres chistes, etc. En este caso le dieron más juego arrojando un poco de misterio sobre su pasado, pero realmente lo general se veía venir y lo extendieron más de la cuenta. Pero admitámoslo, es buen tío, nadie le odia. Tiene sus puntazos, no va de chulo por la vida ni liga mazo, y se preocupaba por las chicas sin ser cansino o petardo. Paró a dos generales con su varonil pecho, es gente como él que me hacen dudar de si soy furro.

- Henri Wakamiya: el único secundario de relevancia. Rival y amigo de Homare en el campo del patinaje sobre hielo, Henri se ha llevado grandes méritos en la serie pese a sus limitadas apariciones, sobre todo en los medios de comunicación por su faceta inclusiva como personaje agénero y por ser el “primer chico Cure”. El personaje en sí no tiene mucho más (no es que eso sea poco por otra parte), en general es una persona maja aunque bastante sassy. De hecho hasta el punto de volver buen chico, progre y hasta gay al inicialmente misógino gilipollas de Masato Aisaki.

- George Kurai: HUSBANDO. Te lo introducen al poco de empezar la serie como un madurito misterioso con faceta de observador profético, pero no tarda mucho en verse que él es el líder de los villanos. Es sin duda el personaje más elaborado de Hugtto y quizás uno de los más profundos e inusuales de toda la saga. Como ya mencioné no es malvado en absoluto, sino que carece de moral - su propósito es aparentemente noble, puesto que quiere congelar el tiempo para evitar que los humanos se autodestruyan en el más absoluto de los desastres, y como ése es el mayor de los males, cualquier otro mal es justificable para evitarlo, desde torturar gente hasta no tener futuro alguno. En esa faceta jamás tiene intención de pelear o acabar con las Cure, de hecho, tiene algún tipo de relación con Hana futura, por lo que quiere convencerla de que se una a él constantemente. Siempre se le ve triste, alguna vez con cara contenta por conseguir sus objetivos, pero nunca furioso. Si a este original planteamiento añades una voz súper sensual y unos monólogos maravillosos, te queda un villano casi perfecto… Que falla por abusar de su naturaleza súper críptica. Joé, que al final no sabemos ni de dónde sacó el libro profético fuente de su motivación y poder, ni qué relación tenía con Hana, ni de qué futuro hablaba, ni nada. Ah, mención importante, al inicio el supuesto jefe de los generales es una sombra demoníaca gigante que tras la confirmación de George como presidente de la compañía desaparece por completo y sin aviso… Y vuelve en los últimos capítulos como una especie de manifestación de su poder? Está vinculado a George pero nunca explican nada.

Se oyen caer bragas desde aquí.

- Listol: mano derecha de Kurai, diligente y capaz, desengañado de la vida y ardilla-sempai de Harry. La verdad es que el pobre hombre fue el único tío serio de Criasu y aun así creo que es el más ignorable de toda la panda, no le acabo de ver la relevancia propia de un subjefe final (aun así le adoro). Pese a actuar el 90% del tiempo como el administrativo que es, por alguna razón invoca los monstruos con movimientos de arte marcial, palo incluido. Su nombre tiene doble sentido, pues viene tanto de las palabras “restructuration” como “risu” (ardilla).

- Bicine: literalmente tienes bitch al pronunciar su nombre, así que os hacéis una idea de cómo es el personaje. El clásico “secuaz de género indefinido”, le introducen como un sujeto inicialmente encerrado en una celda de Criasu para indicar su peligro, pero fijo que en realidad lo encerraron como castigo por plasta con HAAAAAARRRRYYYY y su irrecíproco crush. Supongo que cuando dijeron que era el Relaciones Públicas de la empresa los tiros iban por otro lado. Es otro roedor mutado, aunque su nombre viene de civeta.

- Charaleet: primer villano de la serie. Gandul y vividor, básicamente alude a los jóvenes tan típicos de manganime y dorama que se dedican a pasarlo bien y tratar de ligar con zagalas (“charao” en japonés). Aunque no esperábamos fuera a cumplir más allá del papel de “general novato”, nos sorprendió a todos volviendo como personaje secundario tras su purificación, y le coges cariño por su papel de tonto con alta autoestima. Tiene rivalidad como segundo ikemen con Harry, no tan aprovechada como me gustaría. Hilarantemente, se metió a Youtuber.

- Papple: waifu. Jefa de sección y sempai de Charaleet y Gelos. Tenía un crush enorme con George y algo que jamás entenderé es cómo todo el mundo se empeña en que estaban saliendo y que Kurai le puso los cuernos con Gelos, cuando se huele a kilómetros que George pasaba de las dos como de la mierda y que Papple simplemente se engañó a sí misma tomando su pasotismo como afirmación, con Gelos sacando partido del asunto. Por todo esto intentó suicidarse, fue muy dramático, en serio. La vencieron Nagisa y Honoka, superó lo de Jorgito, y se convirtió en agente del Dúo Nano Desu y jefa de Daigan y Charaleet. Cuando quería estaba chetada de narices, en plan, generaba tornados and shit. O sea, en general la mejor parada de todos los villanos. Todo su personaje es una referencia a la época del boom de la burbuja en Japón (aprox. años 80-90), con el uso de taxis, teléfonos antiguos y música disco.

- Daigan: director de la rama de Criasu en la que están Papple y Charaleet. Se jactaba de su poder continuamente como tal, pero resulta que al final no tenía ni idea de hacer lo más mínimo. Antes de que siquiera pueda demostrar su valía el Dr. Traum le mata sin motivo sólo para introducirse como capullo superior, pese a que el tío resulta ser de lo más majo. Y aunque se desintegra delante de todo el mundo vuelve a la semana siguiente. Su catchphrase es “en menos de cinco minutos”, y lo relacionan fuertemente con Saaya pese a que no he visto a nadie interesado en ese pairing. El personaje en general es una alusión a los babyboomers (años 40-50) y parodia cómo éstos critican a los jóvenes y sus nuevas formas de hacer las cosas desde la conformidad de sus altos cargos, sin adaptarse bien a las nuevas tecnologías.

- Dr. Traum: científico loco y co-fundador de Criasu. Es un personaje desde luego único en la serie, y a día de hoy sigo sin saber si le odio o le adoro. Es muy… caótico, el hombre. Parece ir de steampunk pero todo lo que usa es futurista; tiene buenos discursos y puntos de buen villano, pero luego invoca monstruos con una efigie gigante suya a lo Cascanueces, se lo toma todo a coña y hasta añade silenciadores a sus creaciones porque las Cure le piden que no asuste a los bebés... No sé qué pensar de él aún, la verdad. Un día decide que como creador de Lulu es su padre y quiere mimos. Forzado de narices, pero luego te sugieren que la creó para sustituir a su hija muerta (razón de que esté en Criasu) y ya te han vendido la moto y pasas a ver a Lulu como la mala. En serio, qué tonto’l haba más majo. ¿POR QUÉ PREFIERES A LA NANO DESU, PEDAZO DE HOJALATA?

- Gelos: kouhai de Papple, le hunde la moral sugiriendo que se ha tirado a George, se queda con su puesto y luego es ascendida a Directora General (buena estrategia laboral ahí). Pese a ello es waifu the second, usa anglicismos que te cagas como yo y está cañón. La pobre sentía que tenía que congelar el tiempo antes de envejecer porque siendo vieja y fea no la querría nadie para nada, pero irónicamente pasaron como de la mierda de ella igualmente. Hasta cambió de look a una estética punk y nadie dijo nada, y la vencieron en un sinsentido de episodio de relleno navideño. Aish. Referencia a la Generación Perdida (90-2000s), muy concretamente a la cómica Chiemi Blouson. Incluso le dieron dos mayordomos/subempleados, JinJin & Takumi, para referenciar al dúo Buririan que trabaja con Chiemi.


( ͡° ͜ʖ ͡°)

- Oshimaiders: volvemos con la fórmula de los monstruos de la temporada y un diseño reminiscente a los primeros de todos (Zakenna y Uzaaina, con las estrellitas y todo). Mayoritariamente son súper sencillos, sombras rechonchas a las que les enganchan brazos-excavadora o les dan ropajes temáticos, pero de cuando en cuando teníamos alguno como objetos poseídos con cara, más usual de la saga. Pese a sus diseños, hay que decir que en su buena mayoría demuestran ser de los mejores monstruos que hemos tenido en años, en bastantes episodios denotan muy buenos reflejos y aptitudes de combate para ser oficinistas de una compañía (tienen tarjetitas identificadoras y todo). El del episodio 3, que básicamente es un tío gigante en chándal, se me ha quedado grabado como uno de los mejores de la saga en términos de ofensiva. Mención especial va a que todos los generales (menos Listol y Daigan) terminan convertidos en uno, los cuales lucen maravillosos (excepto Traum que es una bola con chistera), definitivamente mis formas finales para los generales en toda la saga. En teoría reciben una mejora tras la aparición de Traum llamada Mou Oshimaider, pero se vencen literalmente con los mismos ataques y no demuestran nada de capacidad extra así que…


Featuring las invocaciones más chulas de toda la saga, por cierto.

- Secundarios: la verdad aquí tendríamos que dividir un poco. Tenemos por un lado los verdaderos secundarios, como el hermanísimo de Emiru, un asqueroso misógino que parece aprender de sus errores convirtiéndose en pareja de Henri (no, seriously); la familia de Hana que incluye pero no se limita a su adorable hermana, su abuela de pelo legendario y su padre modelo armario; la madre de Saaya o el perro de Homare. Luego tenemos los terciarios, que apenas salen como personajes en 1-2 episodios, tales como el profe de las chicas, la madre de Homare; JinJin & Takumi; el adorable mozo con un crush en Hana (y del que muchos esperábamos fuera Kurai en el futuro) o el resto de igualmente odiosa familia de Emiru. Y luego ya los cameos de otras temporadas.


Reíros pero en varios momentos tuvo este tamaño.

La verdad sea dicha debo decir que hasta el momento en que escribí esto no me di cuenta del reducido plantel de personajes que tiene Hugtto. Aprovecharon muy bien los villanos como relleno recurrente y apenas se limitaron a introducir algunos miembros de la familia para cerrar el entorno. No es algo que se pueda repetir con facilidad en otras temporadas sin que se note como calco o vago, pero la verdad es que me ha gustado mucho. Y encima, salvo las protas y George (aunque éste es algo excusable viendo su naturaleza), casi todos tuvieron un desarrollo medianamente interesante y decente, la verdad sea dicha. Claro que, precisamente fallar ellas…



Batallas:



Eeeeesto sí que sí, Toei, los golpes. Veis cómo luce todo más épico y bonito y atractivo. Si es que no sé por qué se os ocurrió que era mala idea tener violencia física en la saga.

Pese a este hermoso gifset, debo decir que no he notado la acción en Hugtto del mismo modo que las primeras temporadas. Quizás sean cosas mías, idealizaciones por haber pasado un año seco y rememorando de forma exagerada los combates en temporadas pasadas (aunque un paseo por sakugabooru me hace dudar de eso). Creo que Toei ha encontrado otro enfoque para el combate físico sin resultar tan agresivo como era por ejemplo en Futari Wa, y es aprovechar la animación a su favor (sorprendentemente inteligente por su parte). 


Me explico. Comparadme el set anterior con esta alucinante escena del cameo de las Futari Wa. ¿Notáis cómo para ellas dedican 5 segundos en repartir una inmensa cantidad de tollinas, mientras que para el equipo de Hugtto vemos en su lugar un enfoque mayor en lo que son planos y cambios de ángulo, con apenas uno o dos golpes? Literalmente todo lo que hace Yell en el primer ejemplo es parar dos golpes del Oshimaider y voltearlo. Ambas lucen maravillosas a mis ojos, pero hay una notoria diferencia. En la mayoría de las batallas de Hugtto, los ataques físicos son contados, más o menos a la par que los mágicos, y los mejores combates que tenemos (descontando crossover) tienen una epicidad diferente, centrada más en perspectivas inusuales y fluidez de animación. Por supuesto esto no ocurre siempre, tanto se ve flojear animación de cuando en cuando como hay escenas con golpes continuos, pero yo personalmente noté las segundas más escasa y breves. Creo que los cameos de las otras Cure hacen apreciar más el contraste - quizás también sean cosas mías, pero considerando que Toei quería reducir un poco la agresividad de las chicas (visto lo ocurrido con Kirakira), me parece que es algo intencionado. Y no lo veo realmente tan mal, la verdad, soy más fan de la orientación agresiva, pero si consiguen hacer lucir así de bien todos los combates, por mi encantado. Mejor que tener golpes sosos o directamente no tenerlos.

Sin embargo el problema radica que a partir de la segunda mitad de la serie esta acción empieza a flojear mucho, exceptuando otra vez los cameos. Hay gente que insiste que falla ya a partir del arco de las Melody Swords, y la verdad hasta cierto punto puedo estar de acuerdo, pero hay buenas escenas que merecen mención, por ejemplo el combate contra Ruru. 


Aquí podéis ver que hay unos cuantos golpes físicos, pero enseguida cambian a ataques a distancia, es una interacción breve. El combate tampoco se extiende mucho que se diga, por otra parte. Tras la introducción del Dúo Nano Desu se empieza a notar que los combates son breves y me resulta muy sorprendente que ninguno de los generales ofrezca un nivel de desafío y animación tan bueno en su confrontación final como Charaleet y Papple (excepto Traum pero otra vez, crossover - aunque Papple ahora que lo pienso es más de lo mismo ya que se enfrenta a las Futari Wa…). Con Gelos lo intentan, pero no hubo suficiente amor para my girl ya con la premisa del episodio (relleno de Navidad), y lo de JinJin y Takumi da pena. Daigan no tiene momento final por la puñalada de Traum y los otros dos que nos quedan son relleno pre-batalla final así que… Sueno negativo en esto, pero hay que hacer notar que son muchísimas las veces en las que un general no tiene final digno, y en esta temporada tuvimos la mitad de ellos tuvieron peleas épicas - en realidad es algo bueno, simplemente, me hicieron querer más.

Llevo un rato distinguiendo de los crossovers y es que quiero hacer notar que hay una diferencia brutal de los episodios en los que aparecen otras Cure a los de trama normal. Honestamente pensaba la pelea contra Papple sería algo de excepción porque, claro, corrió a cargo de las Futari Wa casi completamente, pero con el arco All Stars para promocionar la peli tuvimos una de las mejores peleas de toda la serie, cargada de golpes y diferente uso de los hissatsu (ya sabéis, sin que salga el clip usual con fondo y música). Muchísima acción e impacto con gran fluidez es una de las razones por las que distingo estas peleas del resto pero hay otra muy importante: el reciclado. Me resultó impresionante ver volver a ver frames y secuencias de los opening de otras temporadas o de escenas míticas tan bien reutilizadas en los combates. Heck, incluso apareciendo en la misma serie antes. 


La verdad sea dicha suelo ver el reciclado como algo negativo pero hay que tener en cuenta la enorme cantidad de trabajo que requiere animar secuencias así. Los episodios 22 y 37 de Hugtto son buenos ejemplos del uso de reciclado, refiriendo a secuencias antiguas (que muchos percibirán como nuevas, y otros como referencias) y adaptándolas para que fluyan bien con las nuevas, en un episodio que nadie esperaba y no hacía falta tener y que no resulta de verdadera relevancia para la serie. Además permitió el uso de monstruos que solemos ver en los opening y que nunca salieron en la serie, cosa que yo agradezco mucho porque esos bichos solían ser una pasada desaprovechada. Un contraejemplo sería la batalla final contra Pierrot en Smile, el clímax de la serie y siendo un vil copia y pega de la batalla final de otra temporada 5 años anterior (GoGo!). Eso fue vergonzoso.

Con todo cuanto más discurro sobre esto más me planteo que lo del cambio de acción ya viene de las últimas temporadas y que sólo ahora con los crossovers y el vacío en Kirakira lo he empezado a notar, y como me preocupa pasarme de meta (y esto ya se está pasando de largo y aún me queda por hablar), voy a cortar y pasar a las henshin y los hissatsu. De las primeras tengo poco que decir la verdad porque fueron las primeras que me salté activamente durante la serie, porque ODIO los Hagyuuuuuuuuu que van soltando. Suenan estúpidos y anticlimáticos. Imaginaos Voldemort gritando durante sus hechizos GYUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU. Esa sensación me da. Desgraciadamente ésa es su única marca característica, animación y fondos son bonitos y la transformación no es larga, pero no tienen nada especial que no veas en otras henshin.

Con respecto a los ataques sí tengo mucho más que decir, y es que están plagados de referencias a temporadas pasadas. Por lo pronto, los primeros ataques que consiguen siguen el esquema deee… Hostras, se me ha ido, ¿creo era DokiDoki? Donde sólo la prota tenía un ataque ofensivo capaz de purificar los monstruos y las demás Cure tenían ataques de apoyo, en este caso concretamente de protección y restricción. Sólo tras conseguir el primer ítem Ange y Étoile consiguen un ataque ofensivo, y la verdad sea dicha, es básicamente una adaptación de sus ataques iniciales, pues mantienen la estética e impresión general de un ataque inicial. De hecho el de Yell para mí hasta empeoró un poco. Una curiosidad fue que, pese a introducirse a mitad de la temporada, tanto Amour como MaChérie siguieron el mismo esquema de tener un ataque inicial básico y luego obtener otro con su arma, pero al contrario que el trío inicial, sus primeros ataques son ofensivos y los segundos de apoyo, drenando la energía al enemigo. Pero bueno, debo decir que en general me parecieron perfectos como ataques iniciales, pues eran sencillos en base pero muy bonitos y detallados en apariencia. Los del Dúo Nano Desu con sus armas ganan un poco más en estética me parece a mí, pero luego su ataque combinado es básicamente lo mismo que usar sus ataques iniciales combinados mientras que el combinado del trío luce mejor.

El principal problema que le veo a los hissatsu hasta aquí descritos es una extraña temática musical. Honestamente me parece que hicieron relativamente bien en términos de querer meter un montón de referencias en los ataques y que existiera una coherencia, pero se siente un poco fuera de lugar a mi juicio. Sólo el Dúo Nano Desu se dedica a la música, después de todo. Los ítems individuales de las chicas, las Melody Swords, vuelven a ser varitas como en muy buena parte de la saga, pero referenciando a los Cure Stick de Fresh en particular les dieron nombres diferentes a los mismos ítems, siendo los tres musicales (Tact, Harp, Flute). Curiosamente en realidad eran una única arma llamada Pretty Cure Sword, pero Yell rechazó usar un arma para vencer a los villanos si lo que quería era purificarlos, cosa que me parece fetén por lo de Abrazos Pretty Cure y tal - pero por qué pasamos a usar música específicamente me sigue descolocando. La cosa va tomando coherencia con el Trinity Concert (añadimos GoPri y Suite a la lista de referencias), y con la introducción de las Twin Love Guitar de Amour y MaCherie, que son prácticamente versiones moradas de la Love Guitar Rod y hasta sus ataques son básicamente versiones adaptadas a Hugtto de los de Cure Beat.

Pero es que entonces pasamos a usar el Mirai Pad para el ataque grupal de las cinco Cure y éste no tiene nada que ver con la música. Que todos esperábamos a Yell dirigiendo una orquesta con las otras cuatro Cure, en base a los otros ataques, pero no. Conste Cheerful Attack me parece un ataque genial y probablemente mi favorito de la temporada, adoro muchísimo las poses que ponen para “cargar” el ataque, pero es que es eso, rompen los esquemas. Es aquí por cierto donde entran en juego las superformas a las que nos vienen acostumbrando últimamente para los ataques finales, como Alexandrite en Mahou y À La Mode en Kirakira, aunque no creo eso entre en la categoría de referencia. Los diseños de Cheerful son sorprendentemente blandos, debo decir - por muy monas que se puedan ver, al final son dos velos puestos encima, un lazo de colores y más pelo, no tienen mucho más. Ah, y un par de alas de hada para el último ataque de la temporada, Minna De Tomorrow, que básicamente es el ataque final de Heartcatch pero con inglés chapurriao y abrazo en vez de puño. Mu bonico también y me parece el ataque colofón perfecto, aunque la verdad no es tan impresionante como los de GoPri, por ejemplo. En general debo decir que estoy bastante contento con los ataques de Hugtto y cómo fueron escalando en estética y poder, así como el montón de referencias que consiguieron colar (estos dos últimos llaman a Heartcatch y DokiDoki así que me dé cuenta), pero en serio el empeño que tiene Toei con meter música como tema subyacente me puede. Mirad ahora con las transformaciones de Star Twinkle...



Y ahora para acabar y como viene siendo usual, la batalla final. Comienza literalmente tras el Año Nuevo, tanto en fecha de emisión como en la cronología de la serie, en un episodio que la verdad pensé iba a ser relleno en su mayor parte. Y aunque el conflicto realmente empieza al final, el preludio a ella resultó ser mi parte favorita - esto por cierto no es indicio de que la pelea fuera mala, sino de que esta escena en particular fue excepcional. Se trata de una emboscada de George a Hana en un ascensor, con la más pura intención de darle flores a Hana, y en la que revela una información bastante interesante: que en realidad, él no ha parado el tiempo en el futuro, sino que la propia humanidad al completo lo ha hecho al avocarse sin remedio a un futuro de destrucción y sin esperanza. Parece algo trivial ya que lo del futuro jodío ya lo sabíamos, pero no es tanto ese detalle sino la carga que implica: por fin en Hugtto siento el drama que se supone deberían haber transmitido antes, y esta escena lo carga con fuerza. Un mensaje poderoso y muy superior al de esperanza y positividad que traen las chicas, que insiste en que por mucho que nos esforcemos, todo se irá al carajo, y que en el futuro ya se han rendido. Que no fue Criasu quien venció a las Cure, sino que todas menos Tomorrow fracasaron, y que lo que George quiere es detener el paso del tiempo antes para evitar que se congele en un futuro de dolor. La combinación de la voz de Kurai con el background de una ciudad destruida y la banda sonora genera una de las escenas que más me han impactado de la saga y una de mis absolutas favoritas de la serie. Pero Hana pasa claro, que es la prota, y entonces Kurai decide ir a saco y traer las oficinas de Criasu y todo su togepower para ver si puede detener a las Cure de una vez por todas, capturando a Hugtan para... ¿Usar su poder? ¿Que no estorbase? ¿Atraer a Hana? No queda muy claro el motivo, pero desde luego resultaba mucho más conveniente tenerla capturada que suelta. El caso, que así comienza el conflicto.

El capítulo siguiente no está del todo mal pero se nota que es una condensación de lo que pudieron haber sido dos magníficos capítulos, todo por falta de tiempo (si no hubieran metido ese estúpido capítulo de Navidad…), la primera parte consistiendo en el combate contra las tropas de Oshimaiders con la colaboración de Papple & Co y la purificación de Listol y Bicine. Lo de los tres ex-empleados fue bastante guay, pero la purificación de los dos últimos generales fue penosa, acelerada y nada convincente. Lo cual es súper molesto porque son los dos generales más relevantes ya que eran los que tenían vínculos con el grupo principal, al ser los dos hermanos (?) de Harry. Más o menos aprecias cuál es la idea detrás de la purificación, pero joé, esa idea lleva flotando desde hacía capis y ya la habían rechazado anteriormente, necesitaba más pasión para venderla y no se la dieron. Al final se nota muchísimo que aceptaron cambiar de bando porque no daba tiempo a más.

La segunda parte es más interesante pero vuelve a pecar de corta, y es el amigo Jorgito capturando a Hana y torturando a las demás Cure para hacerla ceder. Y CASI cuela. Ves a Hana desesperarse y sentirse mal por no poder detener a George, y al resto de plantel sufrir por la tortura. Ves la cara de resignación de George de tener que hacer eso, pero también de determinación y falta de dudas en hacerlo si es necesario. Y cuando empiezas a sumergirte en las escena, BAM, las otras Cure se liberan y salvan a Yell tras soltarle un rápido discursito de “cómo te vas a rendir tú mujer, que eres la que más anima y apoya a los demás a no rendirse”. Precisamente es por eso por lo que hacía falta más tiempo para que esa escena vendiera, porque Hana apenas denotó signos de duda tras el arco de las Melody Swords. Y ahora en menos de 10 minutos se derrumba y recupera. Tssssssk. Dentro de lo que cabe, consiguen apañarlo bajo la idea de que George contaba con ello: querría así debilitar a las demás Cure y sellarlas en togepower para quedarse a solas con Yell. Y es aquí donde entramos en lo interesante.

La batalla final de Hugtto es una de las más innovadoras que hemos tenido nunca y personalmente la tengo entre mis favoritas, pese a que curiosamente tiene una importantísima falta de violencia y epicidad. Admito que cuando esperaba el capítulo 48 tenía mucho miedo de cómo iba a ser todo porque dudaba tendríamos un buen combate, sobretodo por la falta de tiempo, pero cuando empecé el episodio me di cuenta de algo importante: George nunca quiso combatir a las Cure. George estaba infatuado por Hana. George quería detener a las Cure porque no quería que acabaran mal. George quería protegerlas. A su modo, vale, pero la intención era buena. La cosa es, me di cuenta de que George no podía pelear contra Hana. No tendría sentido. Y en efecto, no lo hizo. Y me pareció fetén, oye, porque eso no implicó en ningún momento que Yell no fuera a hacer lo mismo. Se lanzó contra él, dando golpes para reflejar los rayos de su libro que intentaban inmovilizarla, intentando desarmar a George, lanzándole patadas y puñetazos al sujeto, y él no le atacó nunca. 


En cuanto perdió el libro intentó cogerla y abrazarla para convencerla de que se uniera a él, fallida la negociación, recuperó el libro y lo usó para destransformarla e inmovilizarla. Pero otra vez, ni un ataque hiriente. Todos de inmovilización o debilitación. Por supuesto, Hana no se rinde, claro, es la prota, esto ya está cantado, lo que cuenta es cómo va a acabar. Y creo lo hizo de forma fenomenal, con un discurso sobre cómo la vida se cimienta tanto sobre lo bueno como lo malo y que hay que seguir adelante, una versión extendida del discurso de Flora en el capítulo final de GoPri. Y siguiendo con las referencias a dicha predecesora, tenemos una recuperación igual de épica que la de Haruka en el capítulo 39 de su temporada. Sólo esa parte, eh, porque luego Yell revienta el libro de George de un puñetazo, recoge a Hugtan y se acabó. Un poquitín anticlimático ahí, pero en su defensa tocaba el corte de los anuncios y aún quedaba mucho capi. Toda esta secuencia de George vs Hana, por cierto, se desarrolla en una dimensión falsa con cielo azul y campo de flores como veis en el gif, un absoluto contraste con lo usual en una batalla final que remata la originalidad de este conflicto. Also buena animación, menos mal.

La segunda parte de la batalla final es también original y sorprendente pero no de opinión tan favorecedora, ya que ha suscitado enorme polémica. De forma muy resumida porque realmente no tiene mucho más: derrotado y sin libro George se lo juega todo usando todo su togepower para convertirse en un Oshimaider gigantesco y se lanza a destruir/detener el mundo empezando por la ciudad de las chicas, éstas intentan detenerlo con una barrera usando todo el asupower que pueden, sueltan el discursito de turno y entonces todo se va de madre. 




MUY de madre.

Sí damas y caballeros. El mismo milagro del asupower que crea a Cure Infini se extiende a toda la ciudad y convierte a todoquisque en Cure. Es algo impresionante que nadie esperaba, en especial con la atención al detalle puesto que todos consiguen diseños diversos y apropiados para cada uno. Como en el caso de Infini, sin embargo, realmente no hacen nada (salvo Masato y Henri que en un momento sacan alas y vuelan), simplemente animan al equipo principal y potencian el Minna De Tomorrow para que pueda abrazar y purificar a Kurai gigante y el mundo entero. Entre eso y que le quita la gracia al debut de Henri, muchísima gente se lo tomó a mal (aparte de los detractores de los Cure masculinos) y mucha gente que consideró forzado o demasiado exagerado. Mi visión es bastante más sencilla, hablamos simplemente de una manifestación de “la Cure que querrían ser” por parte del asupower, no realmente de una transformación y elección del destino per sé (básicamente no hacen nada de una Cure más que tener traje después de todo), lo cual se ajusta muy bien a la temática de Hugtto de “puedes ser lo que quieras” y “el futuro es ilimitado”. Un muy buen twist del concepto de la serie, por lo que a mí personalmente me gustó (siempre da gusto ver diferentes diseños de Cure, la verdad), aunque admito que ahora que George se había descontrolado hubiéramos tenido una gran oportunidad para un buen combate físico. Pero ya me había rendido con eso al empezar el capi.

El colofón de la batalla consiste en un encuentro íntimo entre Hana y George en el edificio de Criasu, ahora desmoronándose (y que por cierto George refiere como Castillo de la Eternidad, dándonos una muy innecesaria adición a un lore que jamás completaremos, ¿era una metáfora por lo de ser la base de defensa del comité de detención del tiempo? ¿Era un objeto místico que iba con el libro? Nunca lo sabremos), una escena preciosa que me llegó a la patata. Muchos años hacía que no lloraba yo con un anime. Adoro a esos dos.

Y acaba así el conflicto con un amanecer, cosa muy adecuada. Desde luego uno de los más originales finales de la serie y el favorito de muchos, juega bien con el drama, el conflicto, la animación y las sorpresas, y fue muy disfrutable pese a no recurrir a la baza que todos exigimos en una pelea de este calibre, la violencia y la epicidad. Para mí una gran sorpresa que demuestra que no hace falta recurrir a una batalla épica para acabar una serie, simplemente hay que hacer las cosas bien y no aprisa y vagamente.

Para terminar del todo hago mención al último capítulo que, contra todo pronóstico, no estaba destinado al cameo de la nueva Cure principal, Star, que si bien hizo acto de presencia igualmente su aparición fue completa y absolutamente ignorada por los fans a favor de todo el resto del episodio. Consistió en un gran epílogo para cerrar la historia de las protagonistas (no desgraciadamente la trama general, ya aludí a los agujeros antes y ya bastante larga es esta reseña para volver a repetirme), con todos los miembros de Criasu volviendo al futuro (menos George que parece se fue a otro mundo o qué sé yo) y una “mini-historia” de las chicas en un, llamémoslo, futuro intermedio, puesto que se ve a los más jóvenes de Criasu aún como niños. La historieta fue otra sorpresa puesto se centra en, ni más ni menos, el parto de Hana y consecuente nacimiento de Hugtan, o Hagumi, como sería su nombre real - un bonito nombre con varios posibles significados pero básicamente aquí funciona como una puya, HUG ME. Bastante gráfico el parto para obviamente no incluir primeros planos, debo decir, los gritos y lloros de Hana en ese episodio merecen respeto por parte de la seiyuu porque se sintieron súper vívidos. También, claro, se muestra el futuro de las chicas, con Hana presidenta de una compañía muy alegre (en contraste con Criasu), Saaya siendo… eh… obs… obstetra, creo que era, con un precioso pelo corto; Homare campeona de patinaje con pelo largo, Emiru cantante famosa, y Lulu renacida como un cruce entre la hija de Traum y su diseño original en una nueva androide con capacidad de crecimiento (lo cual me tortura pensando qué puñeta fue de la niña esa que tenía Traum en brazos en su foto). En general todo el mundo contento con el capi, siendo la mayor frustración la estupidez de Toei de ocultar la cara al marido de Hana y padre de Hugtan todo el episodio cuando es súper obvio que es George, pero ya sabéis, Toei y su estúpida norma de no confirmar shipeos.


Opinión personal The Second:

Y ahora volvemos a la analogía tan rara esa de Mohammed Ali con la que empecé la review. No esperaba nada de Hugtto, más allá de lo que había visto en KiraKira con el retorno de los golpes físicos, pero nada más empecé a verla disfruté mucho del paseíllo. Y de repente bam. Los derechazos. La participación regular de los villanos purificados. La súbita aparición de Nagisa y Honoka. Los hámsters. El arco para promocionar la peli crossover. Cure Infini. La motivación de George. Los temas maduros y actuales. Cada una de estas cosas levantó expectación y hype, si bien una vez que se calmaban las aguas en muchos casos se podían notar pifias, fallos o mala ejecución directamente. Ese dolorcillo lógico que notas una vez has superado la pillada de ser golpeado por un boxeador muerto ahí entrenando frente al súper.

No hay mucho más que añadir que no haya comentado ya en la otra sección homónima. Los personajes se hacen de querer en general y están sorprendentemente aprovechados en términos de screentime, pero no siento que las protas hayan tenido buen desarrollo, aunque cierto es que se puede discernir bien las intenciones de evolución en cada una. La trama estuvo genial, excepto al final que la dejaron llena de agujeros por ambiciosos, pero aun así fue muy disfrutable. El colorido y los diseños me gustaron en general (no lo dije en su momento pero adoro las pestañas muchísimo en las Cure), no sé si los pondría entre los mejores de todo Pretty Cure, pero distan de los peores. La OST es de mis favoritas, tienen muchísimos temazos, en especial aplaudo los villanescos que suenan de lo más lúgubre (President Kurai me dio escalofríos cuando la oí por primera vez, whoa). La animación estuvo bastante bien, aunque recuerdo escenas de combate que pudieron estar mejor, en general no recuerdo ningún momento verdaderamente notorio en que flojease la animación (que no es lo mismo a que no lo haya, eh). 

Excepto ésta y no me puedo quejar ni de coña lol

Realmente la sorpresa en Hugtto es tanto su mayor virtud como su mayor problema, porque es lo que la hace especial, pero es una base volátil: si ya te comiste los spoilers, no tienes mucho que paladear una vez pasados los 10 primeros episodios y los crossovers. La trama es sorprendentemente original y toca temas novedosos y actuales que por alguna razón siguen esquivándose en muchos animes infantiles (y no tan infantiles), cierto es, pero al final no escapa de las ideas generales que definen la trama básica de Pretty Cure. No quiero decir que no pueda disfrutarse ni mucho menos, cuidado - simplemente que se ve con una luz diferente y no tan especial. Estoy absolutamente convencido de que alguien que la vea ahora, a sabiendas de lo que ocurre no le daría la misma nota que alguien que lo llevase al día - pero sin darle mala nota en ninguno de los dos casos.

A nivel personal no sé si la pondría entre las cinco mejores, aún sigo con la duda. He disfrutado de muchas cosas en Hugtto pero también vi muchos problemas, simplemente se ha dado el caso de que pude disfrutar enormemente de los pequeños detalles como las caras de Hana o las teorías de Tomorrow, Mother y George, de forma que los problemas no me molestaron tanto. Muy en particular me molesta únicamente la falta del trasfondo de George, en especial su libro profético. Puedo vivir con plotholes debidos a los viajes en el tiempo, son de lo más común, pero muchos de los interrogantes se podían haber resuelto con algo más de información - en especial porque me moría de ganas de saber más de ese sensual madurito. También algo importante para mí, pero quizás no tanto para el resto de gente, fue la reducción de las character songs. Las canciones en PreCure son una de las cosas que más me importan en la saga, uno de los grandes motivos que me engancharon y me mantienen en el fandom, y esta temporada no sólo han sido súper flojas, es que han sacado menos. Donde suele haber dos Vocal Albums este año hemos tenido sólo uno, y ha habido una enorme cantidad de canciones versionadas en proporción. Para mí es un problema gordo, porque con el cast reducido de esta vez esperaba por fin una nueva canción de Papple & Co. mínimo, y ni eso me han dado. Y ni hablemos de tener el vozarrón de Jorgito sin aprovechar en una gloriosa, lúgubre canción… En fin, al menos la OST compensa, más o men... Wait, ¿¡cómo que los CDs no incluyen el tema introductorio de Kurai!?

Pese a todo esto, desde luego la pondría en la primera mitad del ranking, y es la segunda mejor temporada desde DokiDoki tras GoPri - y hasta podría estar dispuesto a discutir un empate. Recomendable para los outsiders de PreCure a los que les guste el género, obligatoria para cualquier fan de la saga. 

(From Calwyn’s gallery, credits where due)



Ea ya está, ya toca Onpu, siento tanto golpe al rosco del ratón. 



 

ONPUELENA

Qué pechá de leer os habéis pegado, ¿eh? Espero que os lo hayáis dosificado bien. Yo he aprendido un montón leyendo la reseña de L.A., no sabía de dónde venían los nombres de los malos, por ejemplo.



Ya sabéis que yo califico las cosas según si me duermo viéndolas o no. Con Hugtto! no me dormí con ningún capítulo. Sé que es difícil de creer, pero lo juro. Me lo pasé bien con todos los capítulos (con unos más que otros) y siempre me apetecía ver esta temporada de Precure.

Otra señal de que me ha gustado bastante es que conservo descargados la mayoría de los capítulos. Suelo guardar los capítulos que me gustan de un anime, los que más me han marcado, por decirlo de alguna manera, y de Hugtto he guardado... 20.


Cuando revelaron los diseños de Hugtto! me quedé fría y automática. ¿Qué eran esos diseños tan dispares? ¿Y los nombres de las cures en francés POR QUÉ? ¿No le falta como muchísima garra al título? ¿La temática son los abrazos? ¿Otro puto bebé?

Menos mal que Precure siempre sabe cómo callarme la bocaza de mierda que tengo.



L.A. tiene mucha razón en que no es perfecta, ni mucho menos, ni la mejor temporada de Precure de lejos. Leyendo su parte me di cuenta de la cantidad de agujeros que tenía el argumento. Era consciente de muchos de ellos, pero... ¿Por qué nunca me importaron? Yo suelo ser muy tiquismiquis con estas cosas. 



La respuesta es muy fácil: El foco de Hugtto! no era su trama, sino los conflictos emocionales de los personajes. No es como en Doki Doki, que nos metían la trama con embudo a todas horas y todo giraba entorno a ella. Por eso era tan evidente la madeja de argumento que tenía.



En Hugtto! no se nota porque a Hugtto! no le importa demasiado de qué va todo el rollo de los viajes en el tiempo y los hámsters futuristas. Le importa lo justo para poder colártela mientras tú estás súper concentrado en el desarrollo de la relación de una niña y un robot. Y no me parece sucio, de hecho, les ha salido perfecta la jugada, no conozco a nadie a quien no le haya gustado ¡Abrazos! Precure.



A mí, sin ir más lejos, me importa un pito y medio la trama de este anime. A ver, me hubiese encantado que hubiesen desarrollado y explicado todo como dios manda, pero como a mitad del anime me di cuenta de que difícilmente lo iban a resolver todo de forma satisfactoria, me dejé de obsesionar con ello. 



Hasta los capítulos más chorras y de relleno tenían un montón de encanto. Se nota que todo estaba hecho con cariño y cohesión, la banda sonora, la paleta de colores, las interacciones entre los personajes... Todo fluye estupendamente.

Las cures iban al súper, a la guardería... A mí me daba igual, yo me lo pasaba genial.



Hana es una protagonista magnífica, se hace muy humana, con sus defectos y preocupaciones. Saya... Es un despropósito, pero tiene su gracia. Homare es mi favorita, aunque lleve un collar de esos que se llevaban a principios de los 2000. Los conflictos familiares de Emiru justifican su personalidad, y, aunque fue una adición al grupo un tanto inusual, terminó encajando. Lulu es la androide más empática del mundo y se merece ocho besos. Las cinco son un grupo muy unido y ellas, junto con Harry el ratón majo y Hugtan la bebé bebota, cargan todo el peso de la historia a sus hombros.

Al final me encantó Hugtan, me cago en dios. Cuando empezó a hablar... Qué mona.

Los villanos también están muy bien definidos y desarrollados, es una gozada verlos después de purificados. Para mí los villanos son igual de importantes que el equipo de cures, así que esta decisión me pareció un gran acierto.

Y ha llegado la hora de hablar de Henri, un personaje revolucionario, no solo para las series dirigidas a un público infantil, sino para la historia de la animación japonesa.

Cuando le introducen por primera vez, ya nos da pistas de que se sale de la norma. Es mitad francés mitad japonés, un hafu (half), como dicen en Japón. Para quien no lo sepa, los hafu suelen sufrir discriminación en diferentes ámbitos de su vida, buscad en Youtube algún testimonio. Y COGE HENRI Y DICE QUE ÉL NO ES HALF, QUE ES DOUBLE.

Bravo. Qué manera de darle la vuelta a la tortilla y sentirte orgulloso de tu ascendencia sin importarte lo que digan los demás.

Pero el episodio estelar de Henri es el 19, eso lo sabemos todo. Deja clarísimo que no se deja amedrentar por lo que digan y piensen los demás, él no va a dejar de ser quien quiere ser por nadie. Si se quiere poner un vestido, pues se lo pone, porque le parece bonito y no hay más que hablar. Además en ese capítulo hace de damisela en apuros y lo dice, con sus dos cojones, que las mujeres también pueden salvar a los hombres y que las mujeres son fuertes y guerreras.

No estoy de acuerdo con L.A. de que Henri sea agénero (aunque es cierto que en el capítulo 33 parece afectado por la pubertad, que le esté cambiando la voz y eso...). En verdad en ningún momento lo deja claro, pero no creo que solo por ponerse un vestido eso le haga agénero. Un hombre con un vestido sigue siendo un hombre. La ropa no tiene género, no tiene sentido que esté mal visto que un hombre se ponga una falda o vestido. La sociedad tiene que avanzar en este sentido, por eso la inclusión de un personaje como Henri en una serie para niñas pequeñas me parece un gran paso.

Y lo de que los pichaflojas se tiren de los pelos porque Henri exista en su anime "libre de la gay agenda" (eso dicen ellos) me encanta. A joderse y aguantarse, el mundo no está hecho a vuestra medida y no os debería molestar algo que no hace daño a nadie.

Cuando Henri se volvió cure lloré de alegría. CON PENDIENTES Y TODO... Es verdad que fue solo un capítulo, pero hizo un statement tan grande y poderoso, que además hila con la temática de la historia: Podemos hacer lo que queramos y podemos convertirnos en lo que queramos, nosotros somos los que decidimos. 


Hablando de llorar, en esta temporada de Precure ha habido bastantes capítulos en los que se trata el tema de la depresión o no necesariamente depresión, pero sí se habla en profundidad sobre estar triste, pedir ayuda y salir adelante. Me parece muy importante que haya representación de estos temas en los productos audiovisuales y en general estaba bastante bien llevado.

Todos recuerdan el episodio 22 como el episodio en el que vuelven las Futari Wa y reparten mamporros, pero yo lo recuerdo por ser el capítulo en el que, exagerando un poco, Cure Amour y Cure Ma Cheri me salvaron la vida (y también porque sale Lulu usando el dedo como soplete para fabricar una guitarra, para qué nos vamos a engañar).

Papple se siente como un pañuelo usado porque se ha dado cuenta de que no es la única follamiga de George, así que se convierte en un mounstro feo y triste. Amour se da cuenta de lo mal que lo está pasando (después de la paliza monumental, pero le duele más el corazón) y se ofrece a ir a ayudarla. PRESTAR AYUDA A UNA PERSONA QUE ESTÁ SUFRIENDO EMOCIONALMENTE. MUY BIEN.

La escena que tiene lugar a continuación es una clara representación de una persona con depresión, que niega que todo pueda ir a mejor y no ve la luz al final del túnel, y de un terapeuta o conocido que intenta hacer entrar en razón a la bola de negatividad.

Yo en ese momento me sentía como Papple, me encontraba en un pozo sin salida, y cuando Ma Cherie dice que todavía había esperanza y que el futuro está lleno de posibilidades, que todavía no estaba todo perdido, pensé que me estaba hablando directamente a mí. La música es preciosa y la escena visualmente es muy simbólica, siempre me hace llorar.

En el episodio 24, el de la piscina nocturna, Hana tiene un ataque de ansiedad. Tiene temblores, las pupilas dilatadas, respira con dificultad y llora, cuando debería de estar pasándoselo bien. La banda sonora en esta escena me pone los pelos de punta. La pobre Hana tiene un peso enorme en sus hombros, acaba de ver cómo Charleet y Pupple se han reincorporado a la sociedad y todos sus seres queridos se lo están pasando en grande, pero recuerda las palabras de George y eso le causa conflicto... Porque George también quiere que todos se lo pasen pipa para siempre, parando el tiempo. La presión es tanta que no puede controlar la reacción de su cuerpo.

¿Y cuándo la pobre Emiru pierde la voz porque se ha dado cuenta de que no va a poder volver a ver a su novia? Qué dramón. Es solo una niña y es la primera vez que tiene que lidiar con esos sentimientos, así que está hecha la picha un lío. El abuelo sobraba tela luego, pero en definitiva, en este capítulo nos enseñan la importancia de hablar sobre lo que sentimos. Es una lección que a día de hoy todavía me tengo que seguir recordando. No pasa nada por estar triste y mostrarte vulnerable a los demás. Cuando lloran todas al final yo me muero.

A mí el amor no correspondido de Homare por Harry no me pareció forzado, y si lo estaba, me la suda, porque fue una gran oportunidad para hablar de cómo superar el rechazo. La conversación que tiene con su madre es una joya, le dice que no se arrepiente de haberse enamorado de su padre (esto es muy importante para los hijos de padres separados, porque si no, pensamos que somos fruto de la frustración y no del amor y que no deberíamos haber nacido). Le dice que es lo mejor que le ha pasado en la vida, y que si está pasando por un mal momento, no se olvide de apoyarse en sus amigas, que la quieren y respetan. Lloré como una magdalena.

Al final se confiesa para quitárselo de encima, le duele, pero están sus amigas para consolarla. Y por fin es capaz de concentrarse en lo que le hace feliz, porque ha hablado honestamente de sus sentimientos. Me sentí tan identificada con Homare...


En todos estos conflictos se hace hincapié en lo importante que es hablar de tus sentimientos y apoyarte en la gente que te quiere. Hay mucho que aprender de las chicas de Hugtto!, de verdad.



Otros capítulos dignos de mención son el 27, el primero en el que se muestra un parto, en el que se deciden centrar en ser UN PADRE y no en ser madre, cómo la nueva vida afecta al hombre y no a la mujer, que es de lo que se suele hablar. Aplaudo el cambio de punto de vista. 



El capítulo de la abuela de Hana es precioso y está lleno de planos dinámicos, líneas gruesas e imágenes cargadas de emoción.



En fin, que yo de Hugtto! me quedo con las enseñanzas morales y el diseño de Cure Yell, porque el de Etoile es parecen tranchetes de queso y al final ella ni quería ser azafata ni nada.


3 comentarios:

  1. Por fin. Comparto opiniones con L.A pero me identifico más con Onpuelena. Yo es que solo veía pocas escenas de cada capítulo los domingos en internet y no los veía por completo. Pero mi opinión no dista de la suya. Además me encantó el hecho de que las cures tuviesen el mismo diseñador de personajes que Smile(mi temporada favorita) y bastantes cosas que me recordaron a esta: como el reloj mágico ese. El viaje alrededor del mundo, la aparición del tengu misterioso durante una batalla o ir de visita a la casa de la abuela de la prota. Otra cosa que he notado es que no habéis profundizado micho el tema de los endings. Personalmente me gustó que cantarán ellas misma, aunque en MahoTsuka también. En fin, me encantó. La mascota sabe artes marciales y la prota aunque no se muestre tuvo sexo y descendencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, lo de que compartían diseñador con las de Smile no lo sabía (o igual sí pero no lo recuerdo en absoluto, sé que los diseñadores se repiten de temporadas pasadas y no suelo atender mucho a quién toca cada año), y las similitudes concretas no las había notado. Podrían haber sido referencias a Smile, huuuuuuh.... Bueno, incluso si así tienen más sentido, siguen pareciéndome horribles xDD
      La verdad es que ni los endings ni el opening me llamaron la atención lo suficiente, no te voy a mentir. El primer ending se me pegó con fuerza los primeros episodios, pero tras cambiar al segundo lo olvidé pronto. Que las chicas canten el ending no es inusual, y aunque sí es verdad que suele ser más el caso de extra tracks o movie versions, tampoco le di importancia a ese detalle.
      Ay lmao Hana fucked hell yeah.

      Eliminar
  2. Tendremos reseña de Star Twinkle?

    ResponderEliminar